viajar y otras cosas
Secciones  
  Viajar y otras cosas...
  Date un gusto
  Publicidad Creativa
  Reflexiones de aqui y alli..
  Hoteles
  Mundo curioso
  Viajes y lugares
  Destinos del mundo
  => Angola
  => Argelia
  => Benin
  => Botswana
  => Burkina Faso
  => Burundi
  => Camerun
  => Cabo Verde
  => Chad
  => Comoros
  => Congo (Brazzaville)
  => Costa de Marfil
  => Djibouti (Yibuti)
  => Egipto
  => Eritrea
  => Etiopia
  => Gabon
  => Gambia
  => Ghana
  => Guinea
  => Guinea-Bissau
  => Guinea Ecuatorial
  => Kenia
  => Lesotho
  => Liberia
  => Libia
  => Madagascar
  => Malawi
  => Mali
  => Marruecos
  => Mauricio
  => Mauritania
  => Mozambique
  => Namibia
  => Niger
  => Nigeria
  => Rep.Centroafricana
  => Rep.Dem.Congo
  => Reunion
  => Ruanda
  => Sahara
  => Santa Helena
  => Santo Tome & Principe
  => Senegal
  => Seychelles
  => Sierra Leona
  => Somalia
  => Sudan
  => Sudafrica
  => Swazilandia
  => Tanzania
  => Togo
  => Tunez
  => Uganda
  => Zambia
  => Zimbabwe
  => Belice
  => Costa Rica
  => El Salvador
  => Guatemala
  => Honduras
  => Nicaragua
  => Panama
  => Canada
  => Estados Unidos
  => Groenlandia
  => Mexico
  Aerolineas noticias
  Galeria de Fotos
  Contacto
  Libro de visitantes
  Consejos sanitarios para viajeros
  Viaje en avion: consideraciones sanitarias.
  Pruebas
  página prueti
  Jugar un poco
Marruecos

Marruecos



Datos del pais

Capital    Rabat
Superficie    450.000 km2
Población    30.853.000
Nombre del Estado    Reino de Marruecos
Moneda    dirham
Idiomas    árabe, bereber, francés
Densidad hah/km2    69,1 hab./km2
Crecimiento anual (2005-2010)    1,2 %
Mortalidad infantil (2005-2010)    30,6 por 1.000
Esperanza de Vida (2005-2010)    71,2 años
Población Urbana    58,7 %
Analfabetismo    34,3 % en hombres y 60,4 en mujeres
Escolarización tercer grado    11,3 %
Internet    151,8 por 1.000 hab.
Libros publicados (títulos)    386
PIB total    150.831 millones de US $
Crecimiento anual (2006)    7,3 %
PIB por hab.    4.956 US $
Indice de inflación    3,3 %
Gasto en Educación    6,8 % del PIB
Gasto en Defensa    3,8 % del PIB
Deuda externa    16.846 millones de US $
Servicio de la deuda/Export.    16,3 %
Importaciones    23.302 millones de US $
Exportaciones    12.559 millones de US $
Principales clientes    UE (63,9%), Francia(21,5%), Asia(17,6%)
Ejército de Tierra    180.000 personas
Ejército de Mar    7.800 personas
Ejército del Aire    13.000 personas
Organismos Internacionales    Liga Arabe, UA, BAD, UMA
(Datos procedentes de "El Estado del Mundo 2008", Ediciones Akal)

Documentacion necesaria

Pasaporte / DNI:

Para entrar en Marruecos es necesario pasaporte en vigor por un mínimo de 3 meses. La estacia máxima legal permitida para turistas es de tres meses al año. Si se desea prolongarla, hay que dirigirse a los servicios de policía correspondientes.

Visados:
Los ciudadanos españoles no necesitan visado de turismo para visitar el país.

Vacunas:

Obligatorias:
Ninguna.

Videos turisticos de Marruecos


El clima
 
El clima difiere según la altura y la región: mediterráneo al norte, templado al oeste y desértico al sur. El clima, de mayo a octubre, es templado en el litoral de Marruecos, con temperaturas agradables y días soleados. Los inviernos son suaves y soleados. La temperatura del mar permanece fresca todo el año en la costa atlántica. Marruecos es algunas veces barrido por el Siroco y el Cherguí: viento seco y abrasador proveniente del Sahara que hace aumentar considerablemente las temperaturas, principalmente en el interior del país. El invierno es frío e irrigado en las regiones montañosas de Marruecos con nevadas en el Atlas. A proximidad del Sahara, los vientos secos pueden aumentar la temperatura hasta los 45° C (en el mes de agosto especialmente).
Cuándo salir de viaje: abril a junio y septiembre-octubre. Desierto : octubre a febrero.


Promedio de temperatura y lluvia de ciudades de Marruecos.


Rabat

Temp
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
max
17°
18°
21°
21°
22°
25°
27°
27°
26°
24°
21°
18°
min
10°
13°
16°
17°
17°
16°
13°
10°

Lluvia
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
Dias
6
4
3
4
3
1
0
0
2
2
5
5

Casablanca

Temp
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
 Prom.
12°
13°
15°
16°
18°
21°
22°
22°
21°
20°
16°
14°

Lluvia
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
Dias
6
4
3
3
3
0
0
0
2
3
5
6



El clima al dia


Moneda: Dirham

Cambio de divisas:
Dirham/ Euro


Seguridad

A la luz de la situación internacional actual y, en particular, los acontecimientos en el Norte de África y Oriente Medio, no se puede descartar la posibilidad de algún tipo de agresión terrorista o ataque violento en la vía o lugares públicos, especiealmente contra intereses occidentales.


En las ciudades más importantes se aprecia un incremento de robos por los sistemas de descuido y del tirón y se han producido los robos con violencia, mediante el uso de armas blancas, por lo que deben extremarse los ciudados. Se recomienda aismismo, adoptar una actitud prudente respecto de posibles compañías accidentales.

Zona de riesgo (deben ser evitadas):
No se identifican pero deben evitarse las zonas militares (que están prohibidas fotografíar) y las desérticas sin señalización. En éstas, la proximidad de la frontera argelina puede ser problemática al poder cruzarla sin advertirlo.

Zona de riesgo medio:
Si se viaja por zonas desérticas o zonas rurales poco poblada, es recomendable hacerlo en más de un vehículo y de preferencia todoterreno.  En la cadena montañosa del Rif, se identifica un cierto peligro  en un radio de unos 50 kilómetros alrededor del pueblo de Ketama y en la ciudad de  Xauen, debiendo extremar la precaución  por la presencia de personas que, en ocasiones, intentan vender droga insistentemente a los turistas extranjeros. Es muy recomendable que los desplazamientos por esa zona se hagan en grupo y de día.

Zona sin problemas:
El resto.


Salud

Las condiciones sanitarias en Marruecos son en general correctas. En las principales ciudades se puede recurrir en caso de necesidad a clínicas privadas donde se contará con buenos profesionales formados con frecuencia en España o Francia. Sin embargo en ciudades de menor importancia, y en general en el medio rural, las instalaciones sanitarias son de un nivel muy inferior, poco dotadas y con personal auxiliar escasamente cualificado. Sólo se recurrirá a la hospitalización en caso de extrema urgencia siendo preferible, tras el cosnejo facultativo oportuno, el regreso al lugar de origen.

Conviene extremar las medidas de higiene, prestando atención a la comida (lavando bien las frutas por ejemplo), bebida (agua embotellada fuera de las grandes ciudades)  y alojamiento. Por ello, los puestos ambulantes donde se sirven comidas y aquellos situados al borde de las carreteras deben ser evitados. En verano es recomendable evitar el consumo de ensaladas y en prevención de desarreglos intestinales, viajar provisto de pastillas antidiarreicas.


Informacion al dia del Ministerio de Sanidad y Consumo


Informacion actualizada sobre Marruecos (MAEC.es)

Informacion general


LO MEJOR
  • El exotismo es total.
  • La riqueza y la diversidad de la cultura.
  • La hospitalidad y el sol.
LO PEOR
  • La saturación de los lugares turísticos en verano.
  • La insistencia de los guías a veces puede resultar insoportable.
El gran sur
¡En coche! Al salir de Ouarzazate, recorrerás el cauce de los ríos que nacen en las montañas y que forman los valles de Draa, el Dadés y el Ziz. Llanuras áridas, multitud de palmeras y acantilados fragmentados desfilarán por la carretera acompañándote en tu viaje. Las kashbas llevan hasta los oasis que, a veces, conducen hasta pueblos de tierra que se escapan a la vista. Los espejismos del desierto se acercan y, en seguida, las primeras dunas del Sahara.
Ciudades Imperiales
Uno: Fez, dos: Marrakech, tres: Rabat, cuatro: Meknès o al revés, en el orden que desees. Sea cual sea tu inspiración, partirás al encuentro de las cuatro grandes ciudades imperiales de Marruecos. Recorrerás la historia del país desde el más mínimo detalle de un mosaico hispano-árabe hasta los kilómetros de fortificaciones de los palacios y mezquitas. Monumentos, artesanía, gastronomía, compras... en Marruecos no te aburrirás. Debes prever un mínimo de ocho días de encantamiento.
Las costas
De Tánger a Agadir, la costa atlántica ocupa más de 900 km. Es el Marruecos moderno sutilmente mezclado con las tradiciones. Visita Rabat, antigua ciudad imperial, Casablanca, capital económica, Asilah, El Jadida y Essaouira, pequeñas y grandes ciudades fortificadas, y tómate tu tiempo. En este variado litoral, el océano es el rey hasta en la cocina. Si deseas programar tus vacaciones, calcula de uno a dos días por ciudad

LOS PAISAJES

El sur de Marruecos está limitado al oeste por el Atlántico, al norte por el Atlas, y al sur, por las regiones subsaharianas. Montañas pedregosas, desierto hasta que se pierde la vista, valle y planicies rocosas: así se presenta el gran sur marroquí. Las kashbas de tierra, ciudadelas típicamente norte africanas, son los últimos vestigios de la arquitectura berebere.
LOS RÍOS Y EL VALLE DEL DRAA
En el Gran Sur donde la arena del Sahara lo invadiría todo, los ríos Drea, Dadés y Ziz crean tres largas franjas fértiles. En sus riberas se suceden palmerales, huertas, campos y rosales. Tras cada curva, el paisaje te sorprende: extensiones desérticas, crestas nevadas, cañones vertiginosos y campos verdes... Testigos del pasado histórico de la región, emergen suntuosas casbahs, auténticas ciudadelas de tierra, y espléndidos ksours, ciudades fortificadas del color de la arena. El río Draa nace en un manantial del Alto Atlas para desaparecer en las arenas de los contrafuertes del Sahara. Una carretera desciende a lo largo de su cauce desde Ouarzazate y llega hasta M'hamid en un día de coche. Comienza por la subida de formaciones rocosas sedimentadas antes de atravesar la ciudad de Agdz coronada por su ciudadela y su fortín rojo al pie de la arista de Djebel Kissane. Acto seguido, los palmerales. Doscientos kilómetros ininterrumpidos de oasis donde se suceden unos cincuenta ksours. La vieja ciudadela de Tamnougalt, antigua capital de los bereberes, es la más típica. La de Igdaoun se reconoce gracias a sus elevadas torres en forma de pirámides truncadas. Y llegas a Zagora, una de las ciudades más calurosas del país y punto de partida de los saadíes para Tombouctú. Es ahí donde se encuentra el panel que indica la célebre dirección a 52 días de camello. A partir de Zagora, se recomienda un guía y un todoterreno. Sigues en dirección hacia Tamegroute que se localiza fácilmente con sus mezquitas con tejados de loza azul y minaretes blancos. Ya sólo te quedan 7 km hasta las dunas de Tinfou que parecen grandes montones de arena sobre la árida llanura. Un anticipo del desierto porque ya estás cerca de M'hamid donde el río Draa desaparece en la arena. El pueblo se anima los lunes cuando los tuaregs, nómadas del desierto, acuden a abastecerse en el zoco. Estás al sureste de Ouarzazate, a 40 km de la frontera argelina, en el confín de Marruecos.
LA RUTA DE LAS CASBAHS
Desde Ouarzazate, la ruta de las casbahs te lleva en 2 ó 3 días a las gargantas del Dadés y del Todra. Entre las cumbres nevadas del Alto Atlas, donde se encuentra el manantial del río Dadés, y los austeros montes del AntiAtlas, atravesarás en tu todoterreno los decorados naturales de la película Lawrence de Arabia. Las ciudades fortificadas de tierra cruda se confunden con el paisaje.
La primera etapa del valle es el exuberante oasis de Skoura cuyo palmeral merece un paseo. A pie o en coche, y preferentemente acompañado por un guía, penetrarás en su laberinto de caminos estrechos. En las inmediaciones, se erige la elegante casbah de Amerhidil y la de Dar Ait Sidi el-Mati, más refinada. Río abajo, llegarás a El Kelaa M'Gouna, célebre por su excepcional valle de rosas, que deberás apreciar al atardecer. Una pista lleva a la casbah de Bou Taghar, antigua ciudadela del pachá El Glaoui. Tras El Kelaa y Boulmane, es posible recorrer numerosas rutas a pie y hacer trekking: el valle de las rosas, las gargantas de M'Gouna, el sendero de las mil casbahs o el valle de los pájaros. Al norte de Boulmane, las laderas de la montaña se estrechan. Allí nacen las gargantas del Dadés, una excursión que no te puedes perder, a partir de la ciudad de Ait Oudinar. Verás casbahs y más casbahs, casi todas en ruinas, adosadas a las paredes de la montaña que se derrumba. La bella M Barek está abierta a los visitantes.
A partir de Boulmane, dejas atrás el valle del Dadés para disfrutar del edén de verdor del oasis de Tineghir, a 1.350 m de altitud. A partir de ahí, la carretera se prolonga hasta las espléndidas gargantas del Todra: el confín del mundo. Allí, un pasillo de unos 20 m separa dos impresionantes acantilados de 300 m de altura.
EL SAHARA
Para llegar hasta los confines del Sahara, dirígete a Er Rachidia, punto de partida para el valle del río Ziz. A 20 km en dirección a Erfoud, haz una pausa en el manantial azul de Meski que brota en una gruta y alimenta una piscina donde es posible refrescarse. Erfoud es una antigua ciudad de guarnición francesa a las puertas de Tafilalet: el mayor palmeral de Marruecos con 130 ksours y un millón de palmeras datileras. Fue durante un milenio la legendaria ciudad Sijilmassa, la antigua vía de paso obligado de las caravanas. Ya sólo te falta levantarte a las 03:00 de la mañana para ir a contemplar la aurora sobre las dunas de Merzouga en el conjunto de erg Chebbi, el más amplio de Marruecos. Tienes que subir al menos a la cumbre de la tercera colina, la más grande. Algunas miden 150 m. Una vez allí, contempla las olas en movimiento de arena dorada que se extienden a lo largo de más de 20 km. Como telón de fondo, descubrirás las montañas de Argelia y el río Ziz perdido en las arenas de Taouz.
LAS CIUDADES IMPERIALES
Región salvaje de encanto insólito, el Atlas Medio es todavía muy poco recorrido por los turistas. Bordeada por las ciudades de Fès y de Meknès, el Atlas Medio acoge las tribus berberiscas. Más al sur, el Gran Atlas ocupa las llanuras del Atlántico en la fronteras con Argelia. Es dominado, en su parte oeste, por el macizo del Toubkal, punto culminante de África del Norte.
EL MEDIO ATLAS
Entre las colinas del Medio Atlas, en la llanura de Saïs, se encuentra Fez, una ciudad de terrazas construida sobre las dos cuencas de un río en una región fértil. Un poco más al oeste, Meknès resplandece en medio de un campo ondulado plantado de olivos. Volubilis ofrece, por su parte, las ruinas romanas más amplias y mejor conservadas de Marruecos. Es también posible esquiar en las diferentes estaciones de deportes de invierno. Los aficionados al senderismo quedarán también complacidos en esta región auténtica, dominada por los bosques de robles y cedros.
EL ALTO ATLAS
Entre la pedregosa llanura de Haouz y el desierto, surge el oasis de Marrakech, dominado por las nieves eternas de las altas cumbres del Atlas. Esta región es particularmente propicia para el senderismo y cada vez acuden más viajeros a explorar los contrafuertes salvajes del monte Toubkal. Más al sur, los valles despliegan paisajes pintorescos, salpicados de casbahs de tierra roja y de palmerales con aires bereberes.
LAS COSTAS
Las imágenes del litoral marroquí cambian a medida que uno se dirige hacia el Sahara. Todo empieza en el norte con los paisajes urbanos de Rabat y Casablanca. Le siguen los paisajes de pequeñas ciudades balneario situadas a lo largo del litoral. La costa rocosa y los bancos de arena se suceden hasta las puertas del Sahara.
LA LLANURA DE RHARB
A lo largo de la costa, al sur de Tánger, se extiende la fértil llanura de Rharb, más bien arenosa y pantanosa. La zona situada entre Asilah y Larache es igualmente célebre por sus pájaros migratorios que transitan por millares en invierno.
EL LITORAL URBANO
A partir de Kenitra, desfilan más de 230 km de paisajes urbanos, con kilómetros de playas. Se trata de Rabat, Casablanca y El Jadida.
LOS BANCOS DE ARENA
Los bancos de arena se suceden desde El Jadida hasta Safi. Los huertos, únicas huellas de la presencia humana, llegan casi hasta la orilla.
LAS ORILLAS ROCOSAS
De Essaouira a Agadir, un paisaje de cactus, arganes y costas rocosas. En la carretera, pasarás por algunos pueblos: Diabat, célebre en los años 60 por haber acogido a Jimmy Hendrix, y Sidi Kaouki, muy popular entre los surfistas. Al norte de Agadir, el litoral está bordeado por bellas calas de arena. En el sur, la carretera principal pasa por el interior y sólo vuelve a orillas del mar en los alrededores de Tiznit.

Las ciudades


OUARZAZATE
En el cruce de caminos entre los valles del Draa, del Dadés y del Ziz, Ouarzazate es la última gran ciudad antes de partir por las rutas de los oasis hacia el gran sur. A pesar de su pasado de ciudad de guarnición creada en 1928, en ella se encuentra la impresionante casbah de Taourirt de torres almenadas de adobe y propiedad del pachá de El Glaoui. Este jefe de la tribu de los glaoua, más conocido como Pachá de Marrakech, reinó en todo el sur de Marruecos. Hay que perderse en las dependencias y admirar las dos últimas habitaciones, decoradas con estuco y techos de madera de cedro. El recinto está aún habitado. A 30 km, la ciudad de Ait Benhaddou aparece como un castillo de arena sobre un campo de almendras. Esta plaza fuerte, una de las más destacadas de sur de Marruecos, está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. No te pierdas con ningún pretexto el amanecer.
MARRAKECH
Marrakech, la capital del sur, que ha dado su nombre al país. Antes de llegar al centro, da una vuelta por las tumbas saadíes donde príncipes y princesas reposan bajo lápidas de mármol. Los mausoleos están decorados con estilizadas columnas, zelliges, escayola esculpida y cúpula con alvéolos. En el mismo barrio, atraviesa las murallas del palacio El Badii edificado a finales del siglo XVI por Ahmed el Mansour. Mulay Ismail, celoso, lo demolió y trasladó sus materiales: oro, ónice y mármol de Italia, a sus residencias en Meknès. En la actualidad, es sólo una amplia explanada con estanques y naranjos. El palacio de la Bahia, más reciente, data del siglo XIX. Las dependencias de las esposas legítimas poseen techos de cedros esculpido pintado con pigmentos naturales. El suelo es de mármol rodeado de zelliges, y la fuente en el centro del patio indica el lugar del harem. Estás cerca de la plaza Jemaa el Fna, animada sin cesar con cuentacuentos, músicos y encantadores de serpientes en medio de puestos de naranjas. Regresa al final del día para subir a la terraza de un café al atardecer. Por la noche, las luces de las lamparitas de los barecillos se refractan en el humo de las parrillas. Para orientarte en la ciudad, fíjate en el minarete de la Koutoubia, obra maestra del arte hispano-árabe de 69 m de altura. Esto puede ser útil cuanto entres en el zoco en el centro de la medina. El de los tintoreros cambia de colores prácticamente cada día. El barrio de los herreros, el zoco el-Kelin para el cuero, las babuchas en el zoco Smata, la plaza de los especieros y el zoco Zrabia donde siempre haya remates de alfombras, se visitan en tres horas. Por el camino, pasarás cerca de la madrasa Ben Youssef, antaño la más importante del Magreb. Sal de la medina paseando a lo largo de sus murallas. 13 km de muros de adobe del siglo XII, que poseen 14 puertas, entre ellas Bab Agnaou. Quédate en el exterior. En la ciudad moderna, en el jardín Majorelle, creado por el pintor francés del mismo nombre, crece una vegetación exuberante en torno a un pequeño museo de arte propiedad de Yves Saint-Laurent. Reserva para el final de la tarde el jardín de olivos centenarios de la Menara y el palmeral. Marrakech merece al menos dos días de estancia.
FEZ
Fez es la ciudad cultural de Marruecos. Necesitarás dos días para descubrirla en profundidad. Recorre en coche sus murallas de piedra ocre y visita después las tumbas merinidas. Desde la necrópolis en ruinas, la vista se extiende sobre "la más imperial de las ciudades imperiales". Dentro de las murallas, podrás ver la muchedumbre ajetreada de la vieja medina Fez el Bali cuyas callejuelas y pasajes conducen al barrio de la mezquita de El-Qaraouiyyîn. En la medina, puedes pasear por el zoco de los tintoreros antes de llegar a la plaza Seffarine, feudo de los latoneros. Después, la zona de los curtidores, el zoco de los carpinteros y de la henna hasta la madrasa Attarin, Escuela coránica, obra maestra de la arte merinida construida en el siglo XIV. Su puerta de bronce oculta un patio con suelo de mármol y finas columnas. Al salir, si miras por la entrada principal de la calle Bou Touil, verás el interior de la mezquita Qaraouiyyîn que acoge hasta veinte mil fieles. Un poco más lejos, una viga de madera cierra el paso de las calles contiguas a la Zaouia de Mulay Idriss (lugar santo de Fez). De esta forma, los animales no pueden entrar en este santuario. Las personas acuden allí para atraerse la suerte. Una de las fuentes más bellas de la medina se encuentra en la plaza Nejjarin: un estanque decorado con zelliges con un tejadillo de madera de cedro esculpida recubierta de tejas verdes. Dirígete a Fez el Jedid, barrio construido en el siglo XIII. En la plaza des Alaouites brillan las hojas de las puertas del Palacio Real; después, por la calle Bou Khessissat, flanqueada de casas de estilo español, conduce al viejo mechouar (patio de armas): una plaza larga rodeada de murallas. Deja el barrio de los Andaluces para otro día con la visita del patio interior de la madrasa Es-Sahrij donde destaca su gran pilón. Muy cerca, una inmensa puerta anuncia la mezquita des Andalous fundada en el siglo IX. Dirígete Bab Boujeloud y a continuación a la calle Taala Kebira donde se suceden tiendas coloridas. No dejes de visitar la madrasa Bou Inania, creada en el siglo XIV por el sultán Abou Inan. Su techo de madera esculpida en cúpula decora la entrada. El suelo del patio está recubierto de mármol y ónice y la sala de oraciones acoge a los visitantes.
RABAT
Necesitas un día para visitar Rabat. Capital de Marruecos desde 1912, estuvo ya a punto de serlo durante el reinado de Yacoub El Mansour. El interior de la medina, la puerta ocre de la casbah de los Oudaia es el testimonio de las ambiciones de aquella época. El Océano Atlántico está justo al lado. Haz un alto en la tetería para admirar la vista del estuario del Bou Regreg antes de volver a partir hacia la calle des Consuls donde los comerciantes venden las alfombras en subasta. En la ciudad imperial se erige la torre Hassan II en una explanada que debía servir para edificar la mezquita más grande del mundo durante el régimen del sultán Yacoub El Mansour. Este minarete inacabado mide 44 m. Muy cerca, en el mausoleo Mohammed V, abierto a los no musulmanes, se encuentra la tumba del rey de ónice blanco en una sala funeraria coronada con una bóveda iluminada por vidrieras. Debes visitar la necrópolis de Chellah al final de la tarde. Un minarete de loza policroma se alza entre los arbustos del jardín en terraza.
MEKNÈS
A 140 km de Rabat y a 60 km de Fez se encuentra Meknès. En la ciudad imperial, los silos de Dar-el-Ma recuerdan la desmesura del sultán alauita Mulay Ismail. Las murallas y monumentos de la antigua capital fueron construidos por un ejército de esclavos. Desde la terraza, la vista da a la fuente de Agdal Souani. Ocupa 4 ha. En el mausoleo del Mulay Ismail, existe un patio decorado con mosaicos y una fuente que lleva a una sala adornada con estuco donde reposa la tumba del sultán. La visita es libre. Antes de ir a la medina, pasa por Bab Mansour: la puerta bordeada de frisos en tonos verdes con estrellas de loza incrustadas que brillan al sol. La madrasa Bou Inania, construida en el siglo XIV con patio de zelliges, escayola y madera esculpida es un ejemplo típico del arte hispano-árabe. Durante tu paseo por el zoco, pregunta por las antiguas kisarias donde se venden los tejidos. Meknès puede recorrerse en un día.
CASABLANCA
Exaltada por el cine de Hollywood, Casablanca conserva, como en la época de Bogart, un encanto decadente, mezcla de modernidad y cultura ancestral. Animada, bulliciosa, "Casa" es indispensable para los que se interesen por las ciudades de Marruecos y por la animación popular que constituye también el encanto de Marruecos. Entre las casbahs iluminadas por el sol y la grandiosa mezquita de Hassan II, Casablanca combina alegremente su pasado con su futuro, entre historia y religión, cultura y desarrollo.

Capital económica y financiera del país, Casablanca sirve de escala entre dos ciudades históricas. Existen pocos vestigios históricos aunque los fenicios ocuparon el lugar desde el siglo VI a.C. La pequeña medina ha sabido conservar su empaque musulmán y sus numerosas tiendas. A la salida de las murallas, descubrirás la ciudad moderna que contrasta con su arquitectura colonial de los años 30. Allí se alza el "edificio religioso más alto del universo": la mezquita de Hassan II inaugurada en 1993 y realizada por el arquitecto francés Pinceau. El monumento, edificado sobre el Océano Atlántico, se eleva a unos diez metros por encima del mar. Su minarete de 200 m está equipado con un láser. Éste indica la dirección de La Meca. La decoración sigue siendo refinada pese a la riqueza de los materiales: 10.000 m² de zelliges, 67.000 m² de yeso, 53.000 m² de madera. El edificio puede acoger hasta 150.000 personas. No dejes de visitarlo, está abierto a todo el mundo.

TÁNGER
Separada de las costas españolas por el Estrecho de Gibraltar, la antigua capital artística sigue impregnada de misterio. La plaza del 9-Avril-1947 o del Gran Zoco, están siempre animada con el desorden continuo de los mercados. La del Pequeño Zoco, rodeada de viejos hoteles y numerosos cafés, se encuentra en la medina. Esta última puede visitarse en dos horas. En la Casbah, situada en la parte alta de la medina y rodeada de murallas, se encuentra el Palacio Real o Dar el Makhzen. Este suntuoso Palacio Real del siglo XVII, está decorado con zelliges y mármol.
ASILAH
A unos 40 km al sur de Tánger, la pequeña ciudad de Asilah ofrece una apacible estancia dentro de sus murallas fortificadas del siglo XV. Desde lo alto de sus anchas murallas ocres, flanqueadas por dos bastiones, podrás admirar el mar, la medina y las callejuelas de casas blancas. Las fachadas de la ciudad, tierra de acogida para numerosos artistas, sirven igualmente de soporte para frescos murales. El palacio de Raissouli, construido a comienzos del siglo pasado, es hoy un centro cultural. La ciudad celebra igualmente en agosto un festival de música.
LARACHE
Antigua capital corsaria de puerto encallado, Larache es ideal para una estancia tranquila. La plaza de la Liberation ocupa una situación céntrica con arcadas repletas de pequeños restaurantes. Desde allí, puedes llegar a la medina por la puerta morisca de Bab el Khemis, y después a la antigua ciudad española y la avenida Moulay Ismaïl, a orillas del océano. A 5 km al norte, se encuentra Lixus, ciudad fenicia y romana. Según la leyenda, Hércules realizó allí su undécimo trabajo. Sus ruinas incluyen un anfiteatro y termas en cuyo interior se encuentra una cerámica romana que representa a Neptuno, el dios del mar de los fenicios.
SALÉ
Separada de Rabat por un estuario, Salé conserva un monumento merinida que figura entre los más antiguos de Marruecos: la puerta Bab el Mrisa. Allí descubrirás igualmente la medina, cuyas estrechas callejuelas forman un auténtico laberinto, la madrasa el Hassan, una escuela coránica, y el Borj, un bastión del siglo XVII con bellas vistas del océano, el estuario y Rabat. Merecen igualmente una visita el zoco el Ghezel por la lana y el zoco el Merzouk por las joyas.

EL JADIDA
En 1502, los portugueses construyeron un fortín a 76 km al sur de Casablanca. En la actualidad, se trata de El Jadida, lugar de veraneo, protegido por fortificaciones recorridas por un camino de ronda. Desde arriba, la vista da al océano. La ciudad posee uno de los monumentos más célebres de Marruecos: la cisterna portuguesa. Construida en 1514, sigue funcionando. Sus veinticinco pilares sostienen bóvedas de piedra que se reflejan en el agua y que confieren al lugar una magia que no escapó a Orson Welles ya que el director rodó allí algunas escenas de su Otelo.
SAFI
Safi es uno de los primeros puertos sardineros del mundo. Allí puedes degustar el mejor pescado de toda la costa. Sobre una colina, existen talleres de ceramistas que fabrican piezas muy coloridas desde el siglo XII. En la medina, la capilla portuguesa, que data del siglo XVI, merece una visita. Si llegas a Safi desde el norte y te gustan las ostras, haz una parada en Oualidia. Son excelentes.
ESSAOUIRA
Essaouira vive de la pesca sardinera. La antigua Mogador en la época de los portugueses está construida en una península rocosa. En el puerto, los carpinteros construyen embarcaciones. Las murallas almenadas dominan el océano. A los románticos les gusta demorarse allí así como en las numerosas terrazas de los cafés en el interior de la medina azul y en la playa de más de 6 km. Mar adentro, en la isla, viven parejas de halcones y miles de gaviotas.
AGADIR
La Bahía de Agadir se caracteriza por 10 km de arena fina rodeada de colinas. Allí se bate el récord de sol. Un lugar para disfrutar por excelencia para los que gusten de unas vacaciones de sol y playa. La ciudad, reconstruida tras el terremoto de 1960, es blanca y moderna. Una carretera sube hasta la Casbah, edificada en el siglo XVI por Mohamed Ech Cheik. En la parte de abajo, descubrirás el tráfico del primer puesto pesquero marroquí y el primer puerto sardinero del mundo.
GUELMIN
Desde Agadir, continúa hasta Guelmin a 180 km al sur. Te recomendamos los sábados por la mañana, día de zoco, cuando tiene lugar la danza del guedra. En junio, tiene lugar la moussem y el mercado de camellos. Los nómadas llegan hasta esta antigua ciudad de agrupamiento de caravanas en la época de riqueza del África negra. Infórmate de las fechas exactas en función del calendario lunar.

LAS COSTAS
Extendida sobre más de 2900km, la costa atlántica marroquina ofrece unos paisajes variados. De norte a sur, los paisajes se suceden y se revelan diferentes a cada mirada.

LA COSTA ATLÁNTICA DEL NORTE DE MARRUECOS

Moulay Bousselham, a 50 km al sur de Larache, Temara y Skirat, al sur de Rabat, figuran entre las playas más bellas de la costa atlántica del norte de Marruecos. La mejor temporada para disfrutar del sol y la playa es de junio a septiembre e incluso de mayo a octubre para los menos frioleros. Si te gusta el windsurf, encontrarás espléndidas marejadas en la playa de Mehdya al norte de Salé, la playa de las Naciones al norte de Rabat, Bouznika al sur de la capital, Oualidia y Safi. Las mejores épocas para surfear son el otoño y el invierno. Los surfistas acuden a Dar Bouazza, al sur de Casablanca, Essaouira y Sidi Kaouki. Más al sur, se erige la tumba de un morabito a orillas de una inmensa playa azotada por el viento. Allí llegarás a la Punta de Imsouane en plena costa salvaje. La turística ciudad costera de Mohammedia está a 30 km al norte de Casablanca. Posee una bella playa de 3 km de largo.

LA COSTA ATLÁNTICA DEL SUR DE MARRUECOS

El tiempo es agradable a lo largo de todo el año en la costa atlántica del sur de Marruecos. La región ofrece una infinidad de cabos, bahías, lagunas y acantilados para pescar a orillas del mar. La playa de Agadir está considerada la joya de la costa atlántica del sur de Marruecos. Posee más de 10 km de largo, y está rodeada por las colinas de la ciudad. ¡Podrás bañarte y disfrutar del sol y los deportes náuticos en cualquier época del año!


ARTE Y CULTURA

En artesanía, cada ciudad posee su especialidad. Marrakech es célebre por sus armas cinceladas con incrustaciones de oro, argent y de ivori. Essaouira tiene mucha reputación por sus muebles de madera de tuya. Los valles de los oasis acogen una remarcable arquitectura de tierra y una tradición agrícola concentrada en las flores.
Cerámicas, alfarería, alfombras: las ciudades del litoral marroquí serán la ocasión para multiplicar sus compras. No dejes de ver, bajo ningún pretexto, los espectáculos de bailes folclóricos de los "gnaouas", tribus que encontrarás tanto en Agadir como en Essaouira.
LA ARQUITECTURA
La arquitectura del sur de Marruecos es de origen bereber. Los nómadas, cuando se hicieron sedentarios, construyeron los ksours que son ciudades fortificadas, y las casbahs, comparables a ciudadelas y castillos. Pero las construcciones de adobe se deterioran con el tiempo y la lluvia, aunque sea escasa. Las que resisten no tienen más de un siglo. En la actualidad, existen equipos de arquitectos dedicados a proteger estos muros de barro y de fibras de palmeras, tan característicos de la región. En el resto del país, la arquitectura hispano-árabe, esencialmente urbana, reposa también en murallas austeras. Ello se debe al deseo de ocultar el lujo de los interiores que constan de tres decoraciones principales: el arabesco, la escritura de los versículos del Corán y el motivo geométrico de forma octogonal. Éstos se combinan en múltiples creaciones artesanales.
LA MÚSICA
La música está siempre presente. La tradicional Al Aita acompaña bodas, moussems y fiestas populares. La Guedra, una bailarina totalmente cubierta con un velo, ondula sus dedos a un ritmo obsesivo del sur de Marruecos. Los músicos Kelaa M'Gouna tocan en la ciudad del mismo nombre durante la fiesta de las rosas en el valle del Dadés.
LA BIBLIOTECA DE LA ESCUELA CORÁNICA

A orillas del río Draa, la ciudad de Tamegroute se enorgullece de su biblioteca de la Escuela coránica que conserva unos 4.000 manuscritos ilustrados, algunos de ellos escritos en piel de gacela. Los textos más antiguos datan del siglo XII. El acceso es libre por la mañana y al final de la tarde pero es de buen tono darle una propina al conserje.ARTE Y CULTURA
El arte hispano-morisco nació en el siglo XI bajo la dinastía almorávide, entonces en la cabeza de Andalucía. Es igualmente, fruto de las influencias orientales introducidas por los árabes en el siglo VIII. Reposa sobre tres elementos principales: arábigo, escritura de versículos del Corán y el motivo geométrico de forma octogonal que compone el refinamiento de los interiores, cargados detrás de las murallas, voluntariamente austeras.
EL MUSEO DAR-BATHA DE FEZ
En Fez, el museo Dar-Batha exhibe una colección de cerámica fabricada con la más pura tradición del arte de Fez y que se reconoce gracias a su color "azul de Fez". Este Museo de Arte y Tradiciones de estilo hispano-árabe, construido a finales del siglo XIX, posee igualmente astrolabios del siglo XII, monedas de las dinastías, alfombras y joyas del Medio Atlas.
EL MUSEO DAR SI SAÏD DE MARRAKECH
En Marrakech, en Dar Si Saïd se encuentra el Museo de Arte Marroquí. Contiene una colección excepcional compuesta de joyas, alfombras bereberes, lámparas de aceite, trajes tradicionales y piezas de latón. Desde la entrada, puedes apreciar un conjunto de puertas de madera esculpida típicas del Atlas. La pieza más antigua del museo es una fuente de mármol que Alí Ben Youssef trajo de España.
LAS RUINAS DE VOLUBILIS
Al norte de Meknès, Volubilis es testigo del pasado ancestral de la región del Medio Atlas. Sus ruinas romanas, que ocupan varios kilómetros, son las mejor conservadas de todo Marruecos. El arco del triunfo, la basílica y el capitolio, edificados entre el siglo II y el siglo III, figuran entre los principales monumentos por descubrir. El conjunto posee sobre todo numerosos mosaicos admirablemente conservados, que representan en su mayoría personajes de la mitología romana. Desde 1997, Volubilis forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.
LOS MUSEOS
En Tánger, en la medina, el Museo de Arte marroquí expone cerámica, alfarería, alfombras, joyas y trajes de todas las regiones marroquíes. En el Museo de Antigüedades se encuentra el mosaico de Volubilis: Navegación de Venus. En la Casbah, el Museo Forbes, en el antiguo palacio de Mendoub reúne las 170.000 miniaturas militares del millonario estadounidense Malcom Forbes. En Rabat, en una antigua residencia de Mulay Ismail, el Museo de Arte marroquí exhibe joyas, armas e instrumentos musicales.
LOS PINTORES ORIENTALISTAS
Marruecos inspiró a los pintores orientalistas. Fue en Tánger donde desembarcó Delacroix en 1832. De allí trajo en particular La boda judía, que incitó a numerosos artistas franceses a viajar a Marruecos. También Matisse viajó a Marruecos en 1912.
LAS DANZAS FOLCLÓRICAS
En Marruecos, las danzas folclóricas regulan la vida de las tribus. Los gnaouas rivalizan en acrobacias con ritmos obsesivos en Essaouira. La guedra, una bailarina totalmente cubierta con un velo negro, ondula sus dedos cautivadores. Una tradición que se reproduce todos los sábados, días de zoco, en Guelmin a 200 km al sur de Agadir. La Aita (música tradicional), de origen rural, acompaña los moussems y las fiestas populares.




RECOMENDACIONES DE VIAJE


La entrada en territorio marroquí con vehículo queda reflejada en la ficha individual policial del interesado por lo que se recomienda salir siempre con el mismo vehículo con que se realizó la entrada, a no ser que pueda justificarse fundadamente la razón de la permanencia del vehículo en Marruecos. Por otra parte, si la entrada en Marruecos se hace por un vehículo del que no se es propietario, es necesario prever un documento de cesión debidamente validado ante la Representación Diplomática o Consular marrroquí en España.
Si se quiere adentrar en el desierto y zonas aisladas, conviene ir bien equipados y contratar los servicios de un buen guía de confianza, conocedor de la región.
Es importante contratar en origen un seguro de viaje fiable que incluya asistencia y repatriación sanitaria que, en su caso, puede resultar muy costosa. Si se viaja con vehículo, éste debe estar preferiblemente asegurado con la máxima coberura posible.
Por su situación geográfica, en Marruecos existe riesgo sísmico. Deben por lo tanto tenerse en cuenta las recomendaciones globales de protección en caso de movimiento sísmico (alejarse de globales de protección en caso de movimiento sísmico (alejarse de muros, ventanas, cristaleras, árboles, carteles y similares, y por el contrario situarse en espacios abiertos o al abrigo bajo un mueble resistente o umbral de puerta, manteniendo la calma).
Si se desea viajar a Marruecos con un animal de compañía, se recomienda consultar la normativa marroquí relativa a la admisión y la vigente europea para el retorno a España (Reglamento CE-Nº 998/2003), habida cuenta de la existencia de brotes aislados de rabia en Marruecos.


RECOMENDACIONES DE COMPORTAMIENTO


DROGAS : En Marruecos se pena la posesión, aunque sea para consumo propio, de cualquier tipo de droga, con independencia de la propia tipificación prevista para el tráfico de estupefacientes. Las penas por consumo pueden oscilar entre un mes y los 5 años de cárcel, en función de la eventual reincidencia, además de una multa de 1.200 DH de tipo administrativo y otra multa impuesta por la aduana, cuya cuantía varía según el valor de la droga incautada. Por tráfico de drogas, las penas a imponer van de los 5 a los 30 años de prisión, según las circunstancias y que el acusado sea reincidente o no, además de las multas a que se refiere el párrafo anterior. Las autoridades marroquíes suelen exigir el pago íntegro de las multas impuestas como condición previa a considerar las solicitudes de traslado de presos a España , en cumplimiento del Tratado bilateral existente al respecto.  
Marruecos es un Estado Confesional, y por tanto la religión oficial -el Islam- influye en el estatuto personal de sus ciudadanos y condiciona, a veces, también la conducta de los turistas extranjeros. La práctica de otros cultos religiosos está permitida pero el proselitismo alternativo puede ser perseguido.
Conviene saber que, de acuerdo con la legislación vigente, las relaciones homosexuales pueden ser objeto de persecución penal.
En caso de infringir la ley vigente en Marruecos, dando lugar a la denuncia por la correspondiente Autoridad local, se recomienda ponerse en contacto inmediatamente con el Consulado español más cercano o con el Consulado de la Unión Europea más próximo.
Las Aduanas marroquíes tienen la posibilidad legal de incautar el vehículo que transporte bienes de "contrabando", entendiendo como tal, mercancías prohibidas (droga, prensa o vídeos sobre sexo, propaganda religiosa o publicaciones críticas de la situación política) o bienes no declarados en cuantía superior a la permitida legalmente como alcohol y tabaco. En cualquier caso, no puede alegarse desconomimiento ni uso personal.
Vestirse adecuadamente y sin llamar mucho la atención puede evitarnos algunos contratiempos.
Es recomendable solicitar permiso al agente policial más cercano antes de fotografiar un edificio público, por si existieran restricciones por razones de seguridad en este sentido.
Las playas atlánticas marroquíes suelen ser de mar abierto, dándose fuertes corrientes, por lo que debe extremarse la precaución.
Se recomienda extremar las precauciones en la práctica de deportes denominados de riesgo como parapente, así como en la conducción de quads y otros vehículos de motor.
Las carreteras marroquíes son, en general, peligrosas debido al intenso tráfico de las vías principales o en razón del deficiente mantenimiento de las rutas secundarias.  Debe advertirse en este sentido del habitual tránsito de peatones, así como de animales por las carreteras, la deficiente señalización y la actitud a veces imprudente y temeraria de algunos conductores. Es esencial ajustarse a la normativa local de tráfico y evitar asimismo la circulación nocturna. En caso de accidente no debe moverse el coche hasta que llegue la Gendarmería Real.

Exelente informacion de la pagina de turismo de Marruecos

Normas para Divisas

La moneda nacional es el DIRHAM dividido en 100 céntimos. El Banco Central fija diariamente la cotización del dirham respecto a las principales divisas extranjeras (a fecha 11.12.06 la cotización era de 1€= 11.11 Dhs.). El dirham no tiene convertibilidad exterior estando sujeta su importación y exportación al control previo del Office des Changes. No existen restricciones a la entrada de divisas que, en todo caso, debe ser declarada. Es recomendable conservar los resguardos de cambio efectuados con el fin de evitar eventuales dificultades en el momento de la salida. En los hoteles, restaurantes y bazares de las grandes ciudades se acepta el pago con divisas existiendo el riesgo de que el cambio aplicado no se ajuste estrictamente a la cotización oficial del día. Esto no suele ocurrir si el pago se hace con tarjetas de crédito extranjeras, aunque ello pueda acarrear recargos o comisiones por cambio adicionales. Es recomendable hacer el cambio en bancos.

Prefijo País :
212
 Teléfonos de interés:

TELEFONO POLICIA EN CIUDADES DE AMBITO NACIONAL : 19
TELEFONO GENDARMERIA AMBITO RURAL : 177
TELEFONO EN CASO DE INCENDIO : 15
TELEFONO DE INFORMACION DE MAROC-TELECOM : 160


Direcciones utiles
EMBAJADA EN RABAT (37)
   Cancillería:  Rue Aïn Khalouiya. Rte. Des Zaërs, Km. 5,300 Suissi.
      Teléfonos: 63 39 00.Teléfonos de emergencia:212 647 918 05 y 212 604 535 63.
      Fax: 63 06 00 y 63 05 99.
      Web: www.mae.es/embajadas/rabat/es/home
      E-mail: emb.rabat@maec.es
   Instituto Cervantes: 5, Zankat Madnine - Rabat.
      Teléfonos: 70 87 38, 73 65 33 y 20 37 17.
      Fax: 70 02 79.
      E-mail: adrabat@cervantes.org.ma
   Agregaduría de Defensa: Rue Aïn Khalouiya, Route des Zaërs, Km. 5,300 (Souissi) - Rabat.
      Teléfono: 63 39 39.
      Fax: 75 91 22.
      Télex: AGAIREMA 32887.
      E-mail: condefrab@menara.ma
   Oficina Comercial: 78, Av. du Chellah - Rabat.
      Teléfonos: 76 07 41, 76 17 07 y 76 61 36.
      Fax: 76 81 82.
      Télex: 31782 OFCOMES M.
      E-mail: rabat@mcx.es
   Consejería de Educación y Ciencia: 9, Av. Marrakech. - Rabat.
      Teléfonos: 76 75 58 y 76 75 59.
      Fax: 76 75 57.
      E-mail: consejeria.ma@mec.es
   Consejería de Trabajo y Asuntos Sociales: Rue Aïn Khalouiya. Rte. Des Zaërs, Km. 5,300 (Souissi).- Rabat
      Teléfonos: 63 39 60 y 63 39 13.
      Fax: 63 39 44
   Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación:  Rue Aïn Khalouiya, Route des Zaërs, Km. 5,300 (Souissi) - Rabat.
      Teléfonos: 63 39 94 y 63 39 92.
      Fax: 63 04 76.
      E-mail: embagri@menara.ma
   Consejería de Información:  Rue Aïn Khalouiya, Route des Zaërs, Km. 5,300 (Souissi) - Rabat.
      Teléfono: 63 39 00.
      Fax: 63 03 99.
      E-mail: infembsp@mtds.com
   Oficina Cultural: Rue Aïn Khalouiya, Route des Zaërs, Km. 5,300 (Souissi) - Rabat.
      Teléfono: 63 39 19.
   Oficina Técnica de Cooperación AECI: Rue Aïn Khalouiya, Route des Zaërs, Km. 5,300 (Souissi) - Rabat.
      Teléfono: 63 39 21.
      Fax: 65 64 04.
   Consejería de Cooperación Jurídica: Rue Aín Khalouiya. Rte. Des Zaërs, Km 5,300 (Souissi).- Rabat.
      Teléfono: 63 39 51.
      Fax: 63 25 01
Embajador, D. Luis Planas Puchades

CONSULADO GENERAL EN CASABLANCA (22)
   Cancillería: 29, rue d'Alger.- 20.000 Casablanca.
      Teléfonos: 22 07 52, 22 59 06 y 22 18 95. Teléfono emergencia consular: 060 48 88 48.
      Fax: 20 50 49.
      Web: www.mae.es/consulados/casablanca/es/home
      E-mail: cog.casablanca@maec.es
   Oficina Comercial: 33, Bd. Moulay Youssef - 2000 Casablanca.
      Teléfono: 31 31 18.
      Fax: 31 32 70.
   Instituto Cervantes: 31, rue d'Alger.- 20000 Casablanca.
      Teléfono: 26 73 37.
      Fax: 26 86 34.
Cónsul General, D. Juan Armando Andrada-Vanderwilde

CONSULADO GENERAL EN AGADIR (4)
   Cancillería: 49, rue Ibn Batouta, secteur mixte. 3179.- Agadir.
      Teléfonos: 84 56 81 y 84 57 10.
      Fax: 84 58 43.
      Web: www.mae.es/consulados/agadir/es/home
      E-mail: cog.agadir@maec.es
Cónsul General, D. José Mª Rodríguez Coso

CONSULADO GENERAL EN NADOR (56)
   Cancillería: Av. Hassan II, 47 B.P. 7. - Nador.
      Otros: 7
      Teléfonos: 60 61 36, 60 65 24 y 32 06 90.Teléfono emergencia consular: 061 764 005.
      Fax: 60 61 52.
      Web: www.mae.es/consulados/nador/es/home
      E-mail: cog.nador@maec.es
Cónsul General, D. Alberto Buitrón Gerner

CONSULADO GENERAL EN RABAT (37)
   Cancillería: 1, Av. Ennasar.- Rabat.
      Teléfono: 68 74 70.Teléfono de emergencia consular: 060 91 56 47.
      Fax: 68 18 56.
      Web: www.mae.es/consulados/rabat/es/home
      E-mail: cog.rabat@maec.es
   Instituto Cervantes: Residence Walilli, 5. Rue Douiat, U.N. B.P. 2253.- Fez
      Teléfono: 3573 20 04.
      Fax: 3573 20 04.
Cónsul General, Dña. Carmen Díez Orejas

CONSULADO GENERAL EN TÁNGER (39)
   Cancillería: 85, Av. Président Habib Bourghiba.- Tánger.
      Teléfonos: 93 70 00, 93 41 90, 93 56 25 y 93 51 40.Teléfono de emergencia consular: 061 20 21 35.
      Fax: 93 23 81 y 93 27 70.
      Web: www.mae.es/consulados/tanger/es/home
      E-mail: cog.tanger@maec.es
   Instituto Cervantes: 99, Av. Sidi Mohamed Ben Abdellah.
      Teléfonos: 93 20 01 y 93 13 40.
      Fax: 94 76 30.
Cónsul General, D. Tomás Solís Gragera

CONSULADO GENERAL EN TETUÁN (39)
   Cancillería: Av. Mohamed V, 34. B.P. 702 . - Tetuán.
      Teléfonos: 70 39 84, 70 39 86 y 70 39 87.
      Fax: 70 44 85.
      Web: www.mae.es/consulados/tetuan/es/home
      E-mail: cog.tetuan@maec.es
   Instituto Cervantes: 3, Av. Mohamed Torres. B.P. 877.- Tetuán.
      Teléfonos: 96 70 56 y 96 12 39.
      Fax: 96 61 23.
Cónsul General, D. Javier Jiménez-Ugarte Hernández

Noticia online


Afrol
Liberations

Maghreb Arabe Presse

 
 
Google
 
Publicidad  
   
 
   
 
   
Hoy habia 10 visitantes (30 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=