viajar y otras cosas
Secciones  
  Viajar y otras cosas...
  Date un gusto
  Publicidad Creativa
  Reflexiones de aqui y alli..
  Hoteles
  Mundo curioso
  Viajes y lugares
  Destinos del mundo
  => Angola
  => Argelia
  => Benin
  => Botswana
  => Burkina Faso
  => Burundi
  => Camerun
  => Cabo Verde
  => Chad
  => Comoros
  => Congo (Brazzaville)
  => Costa de Marfil
  => Djibouti (Yibuti)
  => Egipto
  => Eritrea
  => Etiopia
  => Gabon
  => Gambia
  => Ghana
  => Guinea
  => Guinea-Bissau
  => Guinea Ecuatorial
  => Kenia
  => Lesotho
  => Liberia
  => Libia
  => Madagascar
  => Malawi
  => Mali
  => Marruecos
  => Mauricio
  => Mauritania
  => Mozambique
  => Namibia
  => Niger
  => Nigeria
  => Rep.Centroafricana
  => Rep.Dem.Congo
  => Reunion
  => Ruanda
  => Sahara
  => Santa Helena
  => Santo Tome & Principe
  => Senegal
  => Seychelles
  => Sierra Leona
  => Somalia
  => Sudan
  => Sudafrica
  => Swazilandia
  => Tanzania
  => Togo
  => Tunez
  => Uganda
  => Zambia
  => Zimbabwe
  => Belice
  => Costa Rica
  => El Salvador
  => Guatemala
  => Honduras
  => Nicaragua
  => Panama
  => Canada
  => Estados Unidos
  => Groenlandia
  => Mexico
  Aerolineas noticias
  Galeria de Fotos
  Contacto
  Libro de visitantes
  Consejos sanitarios para viajeros
  Viaje en avion: consideraciones sanitarias.
  Pruebas
  página prueti
  Jugar un poco
Etiopia

Etiopia



Datos del pais


Capital    Addis-Abeba
Superficie    1.097.900 km2
Población    81.021.000
Nombre del Estado    República Democrática Federal de Etiopía
Moneda    berr
Idiomas    amhárico, oromo, tigrinya, gurage, afar, somalí, walayta, ...
Densidad hah/km2    73,4 hab./km2
Crecimiento anual (2005-2010)    2,5 %
Mortalidad infantil (2005-2010)    86,9 por 1.000
Esperanza de Vida (2005-2010)    52,9 años
Población Urbana    16 %
Analfabetismo    50,8 % en hombres y 66,2 % en mujeres
Escolarización tercer grado    2,7 %
Internet    2,1 por 1.000 hab.
Libros publicados (títulos)    444
PIB total    78.405 millones de US $
Crecimiento anual (2006)    10,6 %
PIB por hab.    1.044 US $
Indice de inflación    12,3 %
Gasto en Educación    5 % del PIB
Gasto en Defensa    2,6 % del PIB
Deuda externa    6.257 millones de US $
Servicio de la deuda/Export.    5,5 %
Importaciones    4.710 millones de US $
Exportaciones    1.050 millones de US $
Principales clientes    UE (29,7%), Asia (46,2%), Africa (9,5%)
Ejército de Tierra    150.000 personas
Ejército de Mar    .
Ejército del Aire    2.500 personas
Organismos Internacionales    ACP, UA, BAD, COMESA
(Datos procedentes de "El Estado del Mundo 2008", Ediciones Akal)

Documentacion necesaria

 Pasaporte / DNI: Pasaporte

Visado: SI
- Los turistas españoles pueden solicitar visado de turismo de un mes, extensible por dos meses una vez en el país, a su llegada al aeropuerto. Sigue siendo posible su obtención en la Embajada de Etiopia en Paris, Avda. Charles Floquet, 35 - 75007 Paris - Télex : 26008 - Telef.: 47.83.83.95. En este último caso es recomendable se utilice servicio de mensajeria o correo certificado. Es igualmente aconsejable se confirme con aerolinea elegida que conocen nueva normativa etiope.

- El coste del visado de turismo por un mes puede realizarse en $ USA, siendo su precio de 20 $ USA, no pudiéndose realizar el abono en moneda local.

- Asimismo sigue siendo obligatorio el pago de una tasa aeroportuaria de salida de 20 $ USA, (igualmente el pago únicamente puede hacerse en $ USA).

VACUNAS:


Obligatorias: Fiebre amarilla.
Recomendadas: Tétanos, Meningitis, Cólera, Tifus y Hepatitis A y B.

Video de etiopia sur

Video de etiopia norte
El clima

El clima de Etiopía varía, de acuerdo con la altitud. La zona tropical, por debajo de los 1.800 m, tiene una temperatura media anual aproximada de 27 °C y recibe menos de 510 mm anuales de lluvia. La zona subtropical, que incluye la mayor parte de la llanura elevada y se alza entre 1.830 y 2.440 m sobre el nivel del mar, tiene una temperatura media aproximada de 22 °C con unas precipitaciones anuales que van de 510 a 1.525 mm. Por encima de 2.400 m se encuentra una zona templada con temperaturas medias de alrededor de 16 °C y unas precipitaciones anuales entre 1.270 y 1.780 mm. La estación de las lluvias tiene lugar entre mediados de junio y septiembre, seguida por una estación seca que puede ser interrumpida en febrero o marzo por una corta estación de lluvias.
Cuándo salir de viaje: octubre a mayo

Promedio de temperatura y lluvia de ciudades de Etiopia.

Addis Abeba

Temp
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
max
23°
24°
23°
24°
24°
22°
20°
20°
21°
21°
22°
22°
min
11°
11°
11°
11°
11°
11°
10°

Lluvia
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
Dias
0
1
3
4
4
8
12
12
7
2
0
0

Awasa

Temp
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
 Prom.
21°
22°
21°
21°
21°
20°
19°
19°
19°
20°
20°
20°

Lluvia
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
Dias
0
1
4
5
4
3
6
5
6
3
0
0



El clima al dia


Moneda: Birr.

Cambio de divisas:
Birr/ Euro


Seguridad

EXISTE LA POSIBILIDAD DE MANIFESTACIONES DE CARÁCTER POLÍTICO, POR LO QUE SE ACONSEJA A LOS ESPAÑOLES QUE VIAJEN A ETIOPÍA EVITAR DESPLAZAMIENTOS Y ALEJARSE DE LAS AGLOMERACIONES DE GENTE.

EN PARTICULAR SE INFORMA QUE DESDE EL 12 DE SEPTIEMBRE DE 2007 Y A LO LARGO DE UN AÑO, ETIOPÍA ESTÁ CELEBRANDO EL LLAMADO "MILENIO ETÍOPE", ES DECIR, LA CELEBRACIÓN DEL AÑO 2000 SEGÚN EL CALENDARIO JULIANO. ASÍ, SE RECOMIENDA QUE SE ADOPTEN LAS MÁXIMAS MEDIDAS DE PRECAUCIÓN Y QUE SE EVITEN SITIOS CONCURRIDOS Y/O AGLOMERACIONES, ASÍ COMO LAS REGIONES ABAJO INDICIADAS (APARTADO DE CONDICIONES DE SEGURIDAD).

SE ACONSEJA PONERSE EN CONTACTO CON LA EMBAJADA DE ESPAÑA AL LLEGAR.

La firma del acuerdo de paz el 12 de Diciembre del 2000 y el despliegue de fuerzas de NN.UU. permite levantar cualquier restricción de visita a la mayoría del territorio etíope, al margen de las advertencias que siguen : El desplazamiento por el país es seguro, si bien conviene evitar los viajes por carretera durante la noche. Es asimismo aconsejable viajar con guía local que facilitará la comunicación con las autoridades en caso necesario.


Tampoco se recomienda, hasta que se indique lo contrario, el desplazamiento por la región de Afar (noreste de Etiopía) y, en particular, por la región de Danakil, fronteriza con Eritrea. El secuestro el 1 de marzo de 2007 de cinco ciudadanos europeos y ocho nacionales etíopes así como el nuevo intento de agresión contra turistas extranjeros occidentales que tuvo lugar en esta misma zona el pasado día 20 de febrero de 2008 ha vuelto a demostrar la existencia de grupos de bandidos incontrolados y elementos de naturaleza independentista en esa zona del país que es, por lo demás, de difícil acceso y comunicación.

Ante los rumores de riesgo de atentado terrorista y la existencia de zonas de inestabilidad dificilmente predecibles en diversas zonas del país, se insiste en la conveniencia de ponerse en contacto con la Embajada de España en Addis Abeba antes de realizar un viaje al país, de cara a recibir una información lo más actualizada y precisa posible.

Zonas de riesgo (deben ser evitadas):

Se desaconseja, en particular, viajar a la región de Ogaden. Desde el verano de 2007 se observan reiterados enfrentamientos -algunos con resultado de muerte- entre el ejército etíope y el grupo armado del frente de liberación nacional del Ogaden (ONLF).

Sigue siendo desaconsejable el desplazamiento a la frontera con Eritrea (tránsito por carretera entre ambos países sigue cerrado) y a regiones fronterizas con Somalia. Asimismo se desaconseja la zona este de la frontera con Kenia, especialmente la región de Borena, debido a las luchas tribales en la zona. En este sentido es importante recabar previamente información en la Embajada de España en Addis Abeba, dado que al ser conflictos tribales, éstos pueden cesar o recrudecerse en cualquier momento.

Se desaconseja visitar la región de Gambella (al oeste del país), debido a los constantes conflictos étnicos en la zona que han llegado a atacar incluso a vehículos de organismos internacionales. Antes de dirigirse a dicha zona, ya por turismo o por trabajo, se recomienda recabar información de la Embajada de España.

Zonas de riesgo medio (visitas con ciertas precauciones):
Los accesos por carretera con Sudán y Kenia pueden plantear dificultades, por lo que es aconsejable extremar las precauciones y asegurarse en cada momento de que el paso fronterizo elegido está abierto.

Zonas sin problemas: Resto del país, siempre teniendo en cuenta la Nota Importante recogida al comienzo de la Recomendación.

Salud
La malaria es una enfermedad extendida en buena parte del país. Tuberculosis, meningitis, sarampión y tifus son enfermedades endémicas, si bien se dan sobre todo en la población local cuando las condiciones de higiene no cubren los mínimos indispensables. Las enfermedades más comunes entre viajeros y expatriados son gastrointestinales. Debe tenerse especial precaución con alimentos y agua.
Se informa de que recientemente se han detectado algunos casos de cólera.
 La difusión de la malaria ha hecho presa de buena parte del país, incluso en ciudades situadas en el altiplano, como es Bahr Dar, centro turístico importante porque en el Lago Tana es donde nace el Nilo y en sus islas hay numerosos Monasterios del mayor interés para los que pretenden conocer a fondo esta antiquísima cultura ortodoxa. Por supuesto, en las tierras llanas del sur a las que también viajan muchos turistas para contrastar la anterior cultura con la musulmana y la de las etnias nilóticas en las fronteras con sudán y Kenia, los estragos de la malaria con muy considerables. De aqui que ese Departamento deba advertir a todo español que viaje a este país cual es la situación. El turismo. no obstante, no ha remitido, sino todo lo contrario, pero es necesario tomar las oportunas medidas, antes, durante y después de los desplazamientos a Etiopía.

Otra de las enfermedades más extendidas es la tuberculosis que evidentemente, afecta más a los que aquí residimos por el contacto permanente con los portadores del bacilo y por la escasa higiene que caracteriza a sus miserables viviendas a las que en absoluto llegan los servicios de agua y alcantarillado y porque la nutrición en general es muy deficiente.

Las colitis también está a la orden del día entre los visitantes porque el turista que aquí viene presume de su resistencia desestimando que muchas frutas y hortaizas están regadas con aguas fecales y que obligatoriamente hay que hervir las primeras y escoger entre las segundas las más seguras, es decir poca sandía y mucha fruta de árbol como plátanos, mangos y todos los cítricos que aquí abundan. En cualquier caso deben viajar con medicamentos parecidos al Sulfatalidin en sus efectos.

La práctica en este país es abusar de la carne cruda. Etiopía reúne la primera cabaña africana, pero no existen mataderos en los que el control sea eficaz y todo el ganado, vacuno o cabrío, que es el que más se consume, tiene muchos parásitos. Hay que consumir, pues, carne muy hecha. Otro tanto ha de decirse de la leche que por la elevada altura de este país, sobre todo en las zonas históricas de mayor concentración turística en los que la media es de 3.000 mts., la bondad de cualquier líquido, incluido el agua, no siempre es fiable aunque se insista que ha hervido lo necesario. De ahí que por precaución se deba consumir agua mineral y leche en polvo.


Informacion al dia del Ministerio de Sanidad y Consumo


Informacion actualizada sobre Etiopia (MAEC.es)

Informacion general

LO MEJOR

    Este país, antiguo reino de la reina de Saba, tiene un rico patrimonio histórico. La fauna es muy variada.
LO PEOR
  • Desde mayo de 1998 se vienen produciendo conflictos entre Etiopía y Eritrea.
  • Durante la estación de lluvias (de junio a septiembre) gran parte de las carreteras y caminos son intransitables.

Utiles consejos de unos viajeros de su viaje a ETIOPIA, su zona sur.(
www.foreste.com)

Qué llevar en el equipaje

    Lo de llevar mochilas o maletas es más opinable, la mochila es más cómoda una vez allí pero va mal para el viaje y para transportar los recuerdos frágiles. Nosotros llevamos mochilas, una especial para el equipo fotográfico, y creo que lo volveríamos a hacer. A la ida envolvéis las cosas en plástico en el aeropuerto (500 pts el bulto) y las cosas de valor en la mano; a la vuelta como en las mochilas sólo irá ropa sucia tampoco hay que preocuparse demasiado. Ropa ligera para el sur y, si váis a Bale, ropa de abrigo (hace realmente frío). Nosotros llevávamos la justa y no tuvimos muchas posibilidades de darlas/cambiarlas. Una gorra para el sol, básica por ejemplo si camináis los 7 kilómetros necesarios para ver a los Geleb en su poblado, y como esa es una de las mejores visitas a realizar... La crema solar, del factor más alto que encontréis. Sol africano y cerca del ecuador, imaginad. Si podéis llevar vosotros la tienda de campaña, casi mejor. Las que vimos allí casi todas eran horrorosas. Además, ahorraréis el alquiler y en el mejor de los casos la podéis vender allí por el precio que la comprásteis en España, eso sí, sólo a algún guía o agencia de viajes. Saco de dormir (apto para el frío si váis a Bale) y una tela térmica tanto por si hace mucho frío como para aislaros de los chinches, hormigas, cucarachas y pulgas en algunos hoteles, y no es broma. Hay quien nos ha dicho que estuvo a punto de montar la tienda de campaña en la habitación a la vista del bestiamen que se paseaba, cosa que nosotros pudimos comprobar, y que supone la convivencia con la fauna antes mencionada. OJO: esto sólo aplica para los hoteles del Sur, digamos en Jinka y Turmi. El resto son aceptables o incluso buenos No os fiéis exclusivamente de lo que podáis comprar en el supermercado de Addis, para poder apañar alguna cena decente es mejor llevar sobres precocinados, de los que menos tiempo tardan en hacerse. Hay unos de pasta que en cinco minutos te solucionan una papeleta. Alguna galleta también, aunque allí hay en el súper sólo que más caras. Algo para potabilizar el agua. En la farmacia venden unas pastillas de cloro (en realidad son cloraminas, pero sirven igual), no obstante os recomiendo el uso de iodo en lugar de cloro porque este último no es del todo efectivo contra parásitos como la giardia y el cryptosporidium, que no son letales pero que os dejarán fuera de combate unos días. Dos gotas de solución alcohólica de la farmacia por litro suele ser suficiente, tampoco lo intentéis si véis que el agua está visiblemente contaminada. El problema es que confiere un gustillo poco agradable al agua, y que no se puede tomar por largos periodos de tiempo. Lo mejor es tomar agua embotellada siempre que se pueda, que es casi siempre, y no comer ensaladas, ¡pero como casi no hay! Algunas personas nos recomendaron que lleváramos globos para los niños y hojas de afeitar para los mayores. No hay ningún problema en llevar esto y la gente os lo agradecerá, pero en nuestra opinión mejor llevar un buen surtido de antibióticos, desinfectantes y gasas, porque les serán mucho más útiles. Antiinflamatorios y antidiarreicos también les serán útiles, y éstos últimos tambíen a vosotros. Ellos ya están acostumbrados al agua con un cierto grado de contaminación bacteriológica, no os preocupéis por eso. Necesitaréis también alguna idea de cómo aplicar una cura de emergencia o de qué dosis de lo que llevéis podéis recomendar. Papel de váter y servilletas de papel. Allí en general no conocen las servilletas, y como hasta la salsa se come con las manos, os serán la mar de útiles. Botas de trekking, con las deportivas no basta, incluso para diario. Sólo el polvo que hay hace insuficiente el calzado que en otras partes de África ya es correcto. Llevad repelente contra los mosquitos y las moscas tsé-tsé. No hay nada como que no os piquen los bichos, y en el caso de la mosca tsé-tsé es la única manera de prevenir la enfermedad del sueño, que no mata pero no es para ir de fiesta. Ah, y las moscas pican muy fuerte las malditas, y las hay a miles (viaje al Mago Park y al Nechisar Park no apto para los que tengan manías con esto). Por cierto, repito que esto es aplicable sólo en ciertas partes del Sur, ¡no penséis que el país está lleno de insectos agresivos!
Otros detalles

    Aseguraros de reconfirmar el billete desde un hotel, hay que llamar a vuestra compañía y no a Ethiopian Airlines digan lo que digan los etíopes que se hallen cerca. Podéis pedir el número de Addis de vuestra línea aérea antes de emprender el viaje, porque leer la guía telefónica en amárico es un poco espectacular. Recordar lo del permiso turístico para el sur, hay quien tuvo que volver por no tenerlo, y vale dos mil pesetas. Y recordad que hay que decir el nombre del último hotel donde hayáis estado en el aeropuerto antes de salir. Como no hay que demostrar nada, decid la verdad o cualquier cosa, lo que no se puede hacer es no decir nada o afirmar que se ha estado en un hotel "de cuyo nombre no puedo acordarme" porque entonces los problemas os lloverán.
Etiopia aún es para la mayoría en el mundo occidental sinónimo de niños desnutridos y paisajes áridos, pero afortunadamente esta imagen corresponde a una situación del pasado (a principios de la década de los 80), y aunque hoy día continua siendo uno de los países más pobres del mundo, afortunadamente esta imagen no es la habitual, aunque episodios de hambruna pueden aparecer en cualquier momento en caso de sequías persistente.
Para el viajero, Etiopía, la antigua Abisinia, es la cuna del mítico Nilo Azul, donde las tierras altas cubren la mayoría del territorio y el valle del Rift cruza el país en diagonal, dando lugar así a una gran variedad de paisajes que hospedan una rica fauna. Por otra parte es el único país africano que nunca ha sido colonizado, sintiéndose su gente además muy orgullosa de luchar por su independencia. Además posee una riqueza cultural bastante inusual en el continente, con un rico patrimonio cristiano ortodoxo, mantenido incluso cuando todos los países vecinos se pasaron al Islam en el s. VII.
Viajar por Etiopía no es fácil ya que la infraestructura turística es mínima o inexistente, las distancias son grandes y el transporte muy precario, pero la recompensa es grande: paisajes fabulosos, una población muy amable y acogedora, un patrimonio cultural e histórico impresionante, y muy pocos turistas, incluso en los lugares más visitados. Y todo ésto es posible, además, viajando con un presupuesto bastante bajo.

GASTRONOMIA
Si bien es cierto que la actual situación de Etiopía no permite disfrutar, por razones obvias, de su cocina, el viajero deberá intentar conocer la gastronomía del país. A pesar de la pluralidad étnica que condiciona la variedad gastronómica, el plato más popular en la 'ingera', un pan muy fino con aspecto de crepe que se suele acompañar con diversos tipos de carne, fundamentalmente pollo, y se adereza con diversas salsas que, en ocasiones, pueden resultar excesivamente fuertes para el paladar occidental, pero que por lo general resultan agradables y sabrosas.
GEOGRAFÍA:
Etiopía se sitúa en el nordeste de Africa, haciendo frontera con Eritrea, Sudán, Kenya, Somalia y Djibouti. Es el cécimo país más grande de Africa y dos veces el tamaño de España. El área central es una inmensa región montañosa con inmensos precipicios, de piedra volcánica , zona templada rodeada por desiertos áridos e inhóspitos. El Gran Valle del Rift que empieza en Palestina corre bajo el Mar Rojo y atraviesa diagonalmente hacia el sudoeste de Etiopía, Kenya y Malawi. El sur, es generalmente un paisaje más suave y más propicio para la agricultura.
IDIOMA:
El Amharico es el idioma oficial, aunque aproximadamente se hablan otras 80 lenguas. El Inglés se usa ampliamente y algo de árabe, italiano y francés.
RELIGIÓN:
El norte es predominantemente cristiano (Iglesia Ortodoxa etíope y la Iglesia cópta), mientras que el este y sur son fundamentalmente musulmanes.
TIEMPO:
GMT + 3.
ELECTRICIDAD:
220 CA de los voltios, 50Hz.
VIAJE - INTERNACIONAL
AIRE:
La aerolínea nacional de Etiopía es la  Ethiopia Airlínes  (ET), quién opera 5 vuelos semanales de Londres, con una escala. Lufthansa (LH) opere con 3 vuelos semanales de Londres a Addis Ababa vía Frankfurt.
Tiempo del vuelo aproximado: De Addis Ababa a Londres 10 horas 35 minutos.
Aeropuertos internacionales: Addis Abeba  a 8 km al sudeste de la ciudad (a 30 minutos de la ciudad). Hay servicio regular de autobús a la ciudad. El aeropuerto cuenta con tiendas libres de impuestos, oficinas para alquiler de coches, bancos y oficinas de cambio, correo, oficina de reserva de hoteles, bar y restaurante.

MAR:
Hay transporte marítimo regular entre los puertos europeos y Massawa o Assab en Eritrea.
FERROCARRIL :
La linea que cubre los 784 km entre Djibouti y Addis Ababa está actualmente fuera de servicio.(Horario de Trenes)
CARRETERA :
La ruta principal es vía Kenya. Hay una carretera desde Moyale en la frontera vía Yabelo, Dila y Yirga a Addis Ababa.

VIAJE - INTERIOR

Nota: El transporte para moverse por Etiopía es uno de los aspectos importantes a tener en cuenta al planificar nuestro viaje, ya que las distancias a recorrer suelen ser bastante grandes (la superficie del país es más del doble de la de España), la orografia del terreno es muy complicada, y el estado de las carreteras es bastante precario (sólo el 20% de los casi 40.000 km de carreteras están más o menos asfaltadas). A continuación describimos las alternativas posibles y más comunes.En los pueblos más pequeños la gente espera un pago pequeño para fotografiarse.
AIRE : Hay más de 40 poblaciones con servicio aereo, aunque el servicio puede ser discontinuo. Ethiopian Airlines dispone de vuelos que conectan las principales ciudades del país y en particular cualquiera de los puntos del circuito histórico del norte (Bahir Dar, Gonder, Aksum y Lallibela). Es posible reservar y hacer cambios de fechas prácticamente sin límite. Es aconsejable comprar los vuelos una vez en el país, más que hacerlo desde aquí. En cualquier caso recomendamos no esperar al último día para reservar o comprar el vuelo, ya que hay trayectos que se hacen con aviones muy pequeños y se llenan rápido. Además, en caso de haber realitzado una reserva es imprescindible reconfirmarla y/o pagarla al menos 3 días antes, o en caso contrario será anulada. En cualquier caso es aconsejable reconfirmar el vuelo el día antes de la salida. Por otra parte en cada vuelo deben pagarse 10 Birr adicionales en concepto de taxas de aeropuerto (si es posible es mejor pagarlas en el momento de comprar el billete que hacerlo en el propio aeropuerto). En resumen, la opción de volar tiene la ventaja de la ganancia de tiempo que supone y de que nos ahorramos padecer ciertos trayectos de carretera. El principal inconveniente es, como siempre, el precio, pero también añadiríamos el hecho de perder el contacto con el país real, y también que algunos itinerarios por carretera son realmente espectaculares, como es el caso del de Gonder a Aksum (cruzando las montañas Simien) o el de Addis Ababa a Bahir Dar (cruzando el desfiladero del Nilo Azul).*
FERROCARRIL : Hay una única línea operativa que va de Addis Abeba a Djibouti, pero ahora está cerrada.Sólo hay una línea de ferrocarril, que une Addis Ababa y Djibuti pasando por Dire Dawa, pero no parece aconsejable tomar en consideración esta opción, a no ser de que dispongamos de todo el tiempo del mundo.En nuestro caso optamos por una combinación de autobuses y vuelos interiores. Estos últimos nos permitieron ganar tiempo y también tomar un respiro de los agotadores trayectos de autobús. Ver más detalles en la descripción de nuestro itinerario por Etiopía que sigue a continuación en esta página.*
CARRETERA : Cuenta con una buena red de carreteras que cubre todos los centros comerciales y turísticos del pais. Suele haber escasez de combustible por lo que a veces se hacen difíciles los viajes fuera de Addis Abeba. Son arriegados los viajes por la noche fuera de Addis Abeba. Autobús:  Hay compañías públicas y privadas que recorren todo el pais. Taxi: Disponible en Addis Ababa y otras poblaciones importantes. Deben negociarse las tarifas antes del recorrido. Alquiler de coches : Disponible en Addis Ababa. Documentación: Para una estancia de un mes sirve el Carnet de Conducir nacional; para una estancia superior se necesita obtener una licencia especial a la llegada.
Autobús. Bajo nuestro punto de vista es la mejor forma de vivir el país, pero también debemos decir que es bastante dura, debido principalmente a que los trayectos se hacen inacabables (por ejemplo, en el circuito norte hay recorridos que suponen dos días de viaje). Los autobuses siempre suelen salir alrededor de las 6 ó 7 h. de la mañana y normalmente nunca circulan más allá de las 18 h., ya que se evita la conducción de noche. Para trayectos largos aconsejamos seguir fielmente la ceremonia del autobús: antes de nada es conveniente comprar el billete el día anterior (hasta las 18 h.), aunque los asientos no son numerados e, incluso, se venden más plazas de las que realmente hay. Por esta razón se debe ir a la terminal de autobuses a las 5 de la mañana, entrar en el recinto de la estación antes de que lo hagan los etíopes (la puerta de acceso está cerrada hasta las 5'30 h. pero a los extranjeros se les permite entrar antes de esa hora), dirigirnos al autobús asignado (el billete suele indicar el nº de autobús) y colocarse delante de la puerta a esperar que la abren y permitan el acceso al autobús (a veces podremos entrar inmediatamente, con el autobús todavía vacío, y escoger el asiento que queramos). Sí llegamos a la estación justo en el momento de abrirse las puertas o con posterioridad a este momento tendremos pocas posibilidades de conseguir un asiento, y en cualquier caso no podremos escoger el sitio. Para hacerse una idea de lo que suele pasar en una estación de autobuses etíope cuando se abren las puertas imaginaos la apertura de puertas de El Corte Inglés el primer día de rebajas. No hay compasión de ningún tipo: abuelos, mujeres con niños, y todo el mundo en general, se lanza a una carrera loca para conseguir un sitio. Etiopía es uno de los poquísimos países africanos dónde no se permite ir gente de pie o sentada en el pasillo del autobús, y ésto suele ser respetado porqué hay vigilancia policial en las carreteras para hacer cumplir la ley. Por tanto, todo el que viaja en el autobús debe tener un asiento. En los trayectos largos se suele parar al menos para el desayuno y la comida (un máximo de 20-30 minutos). En trayectos de dos días se para al final del primer día en algún pueblo intermedio a conveniencia del conductor, dónde deberemos buscar algún sitio para dormir. No es demasiado difícil encontrar algún hotel, pero debemos ser conscientes de que son muy básicos. Los autobuses etíopes no son demasiado confortables, especialmente después de unas cuántas horas de viaje. Además, por alguna extraña razón, los etíopes son muy reacios a abrir las ventanas, aunque el calor y/o olor dentro del autobús sean asfixiantes. Esto, unido a la altura y los trayectos sinuosos, hace que algunos pasajeros se mareen a menudo (de aquí que sea habitual verlos oliendo un limón durante buena parte del viaje para intentar evitar el mareo).
Transporte privado por carretera. Se puede alquilar un vehículo con conductor, por Internet antes de llegar al país o bien a través de una agencia o particular en Addis Ababa. Esta opción permite acortar sensiblemente el tiempo empleado al hacer los trayectos por carretera, además de ser más cómodo y permitir una mayor libertad para detenernos e ir dónde queramos nosotros. El gran inconveniente es el precio, ya que los precios empiezan a partir de los 100 US$ por vehículo y día, llegando a pedir fácilmente 200 US$. Si se opta por esta opción deberemos vigilar que el vehículo alquilado esté en buenas condiciones, lleve todo el material de repuesto necesario y, además, que el conductor conozca bien la ruta a recorrer. También es conveniente que todo el mundo tenga claro que incluye el precio acordado y que no incluye.*
(* Por Yolanda y Toni en Viatgeaddicte)

COMPRAS
La artesanía típica de la región se centra en los trabajos de la madera y de la plata. En algunos comercios, de forma más o menos velada, tal vez se ofrezca al viajero objetos de marfil. En tal caso deberá tenerse en cuenta que el tráfico de marfil está prohibido por la ley y que comprando estos objetos se contribuye a fomentar la caza furtiva y el consiguiente riesgo de extinción del elefante africano.

LUGARES
Como en muchos otros países aquí también hay una cierta obsesión en la prohibición de fotografiar cualquier cosa susceptible de ser considerada una infraestructura sensible (no sólo existe la prohibición, sino que además suele haber vigilancia expresa para hacerla cumplir). Esto incluye cualquier puente, edificios públicos, o instalaciones militares, pero nuestra experiencia también nos ha enseñado que arbitrariamente esta prohibición puede ser aplicada a cualquier cosa. Un aspecto no relacionado directamente con la seguridad, pero que debe tenerse en cuenta en Etiopía es lo que Philip Briggs, el autor de la guía de viaje Bradt sobre Etiopía, ha bautizado acertadamente como histeria del extranjero. Se refiere al estado de angustia que puede provocar el hecho de ser continuamente acompañado por multitud de niños (o no tan niños) gritando todos a la vez "You, you", "Faranji" (palabra amhárica que significa extranjero), "Where you from?", o "Give me one birr", y todas sus posibles variantes. Esta situación afecta principalmente al viajero que patea las calles, viaja en autobús y se hospeda en hoteles locales, y se da sobre todo en zonas rurales, dónde aparecen niños de debajo las piedras y evidentemente tienen todo el tiempo del mundo. Claramente se ve que algunos niños piden dinero al extranjero más como pasatiempo que por necesidad real. Ante este hecho no hay ninguna receta milagrosa, pero uno debe intentar tomárselo con buen humor, aun cuando a veces se hace muy difícil, porque por propia experiencia os podemos decir que hay momentos en que agotan la paciencia de cualquiera. Ciertamente este fenómeno no sólo se da en Etiopía, pero aquí se da con más intensidad que en cualquier otro sitio.

Addis Abeba


Addis Abeba, la capital de Etiopía, se encuentra a 2.440 metros de altura en una amplia meseta cercada por colinas, por las que transcurren numerosos ríos. El centro neurálgico es su gigantesco “Mercato” al aire libre, en el distrito oeste de la ciudad, considerado por muchos como el mayor de Africa, y donde se encuentran desde trabajos artesanales hasta puestos de venta al por mayor de tabaco y café.
Los modernos edificios de la capital contrastan con las pequeñas viviendas tradicionales de no más de dos plantas por entre las que conviene pasear para hacerse una mejor idea de las duras condiciones de vida en este país.
También es interesante rendir visita a la catedral copta de San Jorge, construida sobre planta octogonal a finales del siglo XIX, al Salón de Africa para admirar sus interesantes vidrieras, al palacio de Menelik II, conocido como La Flor Nueva y al Museo Etnográfico donde se conserva una réplica de los famosos restos fósiles de Lucy, uno de los más antiguos homínidos descubiertos hasta el momento, de dudosa autenticidad .

Que ver
Addis Adeba es la tercera ciudad del mundo en altitud, a 2.400 m., lo que hace que el clima sea fresco por las noches y que a menudo esté nublado o llueva. Por lo general es más segura que otras ciudades africanas e, incluso, europeas, pero esto no quiere decir que deba bajar la guardia. Su posición geográfica en el centro del país motiva tener que pasar por Addis circulando entre el norte y el sur o yendo al este. Creemos que es una ciudad sin grandes atractivos para el visitante, aunque sí dispone de unos cuántos que se pueden visitar en el caso de disponer de tiempo.

    - Zona de la Piazza. Un paseo a pie por la Piazza (o plaza De Gaulle) y por las calles circundantes nos permite ver unos cuántos edificios de la época de ocupación italiana o anteriores, aunque están bastante deteriorados. Una excepción es el Hotel Taitu, el hotel más antiguo de Etiopía, bonito por la construcción y por la decoración interior de época (un buen lugar por tomar algo o comer en su restaurante). También es recomendable la visita a la Catedral de Bet Georgis (San Jorge). Es una iglesia de forma octogonal tradicional construida en estilo neoclásico. No es especialmente bonita pero puede servir como primera aproximación a las iglesias etíopes. Justo al lado hay un museo dónde se pueden ver los objetos religiosos habituales en todas las iglesias del país: cruces, bastones y sombrillas ceremoniales. La entrada al museo y la iglesia cuesta 15 Birr, pero se puede visitar el exterior de la iglesia y jardines libremente. Bet Georgis está en el lado norte de la plaza Menelik, 300 m. al norte de la Piazza. - Mercato. Se dice que es el mercado más grande de África. Sea cierto o no la verdad es que es muy grande: calles y calles de tenderetes de todo tipo de productos. Yendo de la Piazza a la estación de autobuses o viceversa se cruza esta inmensa zona comercial. Si se visita el Mercato a pie de calle es recomendable llevar encima lo mínimo necesario y tener cuidado con los ladrones. - Hotel Sheraton. Como contrapunto final al viaje por Etiopía recomendamos una visita a esta isla de megalujo. Inaugurado en 1998 y construido con un gusto exquisito, según nuestra humilde opinión, se dice que es el hotel más bonito y lujoso de África. Realmente parece increíble encontrar este hotel en este país: sólo entrar por la puerta ya es como trasladarse de golpe a una ciudad europea. Se puede entrar sin problemas y dar una vuelta por sus salones, jardines, fuentes iluminadas, piscinas, bungalows-suite, etc. Tiene unos cuántos restaurantes y cenar en alguno de ellos no es excesivamente caro (en términos de precios europeos, no de precios etíopes, claro). Permitirse el placer de cenar en el restaurante indio Sasheen cuesta el equivalente a unos 15 US$, disfrutando de un lugar y un lujo exquisitos. Dentro del hotel hay una oficina del Dashen Bank que cierra a las 23:00 h. y que permite cambiar Birr a euro o al revés.

Compras.
La mejor zona para hacer las últimas compras de recuerdos es la avenida Churchill por debajo de la plaza Tewodros, dónde hay unas cuántas tiendas llenas de todo tipo de objetos de todas las regiones del país. Los precios son correctos y, además, son negociables.

 Otros.
También hay de otros cosas a visitar en Addis Ababa, como subir al cerro Entoto para ver la vista sobre la ciudad o visitar algunos museos interesantes como el Museo Nacional, pero nosotros ya no disponíamos del tiempo necesario.



 
Bahir Dar (CARA DEL MAR)

Bahirdar se encuentra a 180kms al sur de Gondar en una de las caras del  lago Tana; en la parte norteña de Etiopía. Era un destino comercial para las caravanas a y desde Gondar y los alrededores. Hoy, es una de las ciudades más atractivas de Etiopía y sirve como destino turístico.
Bahir Dar recibe las caídas de las azules aguas del Nilo, el lago hermoso de la montaña, el Tana, y cuenta con las 14tas iglesias monasticas mas viejas en sus islas.

El mayor atractivo de la zona es el lago Tana, la fuente del Nilo Azul que abandonará Etiopía en busca de Sudán. Son impresionantes sus cataratas, a unos 30 kilómetros, que los etíopes llaman Tisissat, las aguas que fuman. En las aguas del lago hay numerosas islas con interesantes monasterios ortodoxos del siglo XV que albergan exquisitas muestras de la pintura religiosa etíope en sus frescos. Los monjes están siempre dispuestos a mostrarlos, junto con sus antiguos manuscritos, que son verdaderos tesoros en piel de cabra y caballo.


Que ver
Bahir Dar. Esta capital provincial es, en nuestra opinión, de las ciudades más bonitas y ordenadas urbanísticamente que se puedan encontrar en Etiopía. Quizás influye bastante el hecho de estar sobre la orilla del lago Tana... En cualquier caso es agradable pasear por sus amplías avenidas con palmeras.
Un paseo muy recomendable es el que nos lleva al puente del Nilo Azul, muy próximo al lugar de nacimiento de este río. Este puente está a unos 2'5 km del hotel Ghion siguiendo la orilla del lago Tana. Desde el mismo puente y mirando en dirección al lago se pueden ver las fuentes del Nilo Azul y, según la hora del día y con mucha suerte, es posible ver algún hipopótamo. Ciertamente ni el puente ni la vista del río desde este punto tienen demasiado encanto, al menos si lo comparemos con las fuentes del Nilo Blanco en Jinja (Uganda). Aún así reiteramos nuestra recomendación de realizar este paseo. Sí continuamos la pista más allá del puente y a 200 m. giramos a la derecha en dirección a la montaña de Bezawit, y andamos unos 3 km más se llega al palacio de Haile Selassie. Nosotros no podemos recomendar ni desaconsejar esta excursión porque no la hicimos, pero parece que no vale la pena. No hay transporte público para llegar hasta allá. El palacio no es visitable y está prohibido hacer fotos desde su exterior. Sólo queda la posible vista desde ahí arriba. Volviendo al centro de Bahir Dar por el mismo camino recomendamos hacer una parada en el Hotel Tana. Este hotel está ya algo decrépito, pero tiene un magnífico jardín junto al lago, con multitud de pájaros, dónde es muy agradable tomar un refresco y disfrutar de la paz y relax de un entorno tan bonito, justificando así el sobreprecio a pagar (una Coca-cola cuesta 4 Birr).
También se puede visitar el mercado principal de Bahir Dar, 200 m. al sur de la estación de autobuses, cualquier día, pero especialmente los sábados en que hay más actividad. Otra posible excursión es ir andando hasta la zona de Weyto, en el límite oeste de Bahir Dar, dónde es posible ver como se construyen barcas tankwa (papiro) que todavía se pueden ver navegando por el lago. Para llegar hasta aquí hace falta andar unos 2 km desde el hotel Ghion, siguiendo el paseo que bordea el lago, en dirección al aeropuerto o península de Zege.



    Monasterios del lago Tana. La visita a los monasterios que hay repartidos entre la península de Zege, algunas islas y otros puntos del lago Tana es obligada si recalamos en Bahir Dar. Su principal interés radica en las pinturas interiores de alguno de ellos o los tesoros que guardan otros (como libros antiguos o de otras reliquias monásticas de siglos atrás). En conjunto son unos 20 monasterios y en algunos de ellos sólo se permite la entrada a los hombres (!). Si no se dispone de mucho tiempo y dinero recomendamos contratar una barca para hacer una visita de medio día a los más próximos a Bahir Dar, especialmente los de Ura Khidane Mihret y Azwa Maryam en la península de Zege, Kebren Gabriel o Debre Maryam. De todos modos, en la negociación del precio de la barca se debe dejar claro que incluye este precio e indicar nuestras preferencias si tenemos alguna en especial. Igualmente recomendamos contratar la barca directamente a quién disponga de una, ya que muchos en la calle ofrecen este tipo de servicio, pero siempre suelen ser intermediarios que encarecen el precio y nos pueden dejar colgados si no consiguen una barca en las condiciones pactadas. Nuevamente recomendamos negociar directamente con el manager del hotel Ghion, ya que dispone de barca y está abierto a discutir el precio y el itinerario. Nosotros lo hicimos así y nos fue bastante bien. Conseguimos un buen precio de 200 Birr, yendo solos en la barca y realizando un itinerario de cinco horas que se describe a continuación - Lago Tana. Sólo el hecho de navegar por este lago mítico ya justifica la excursión. La barca empieza dirigiéndose a la isla de Kebren Gabriel, pero por el camino encontramos colonias de pelícanos que se encuentran sobre unas rocas que emergen unos centímetros del agua. El barquero se acerca a los pelícanos con el motor casi parado para no hacer ruido y asustarlos, lo cual permite verlos de muy cerca. - Sidi Iesus. La primera parada es en una isla muy pequeña dónde se encuentra este monasterio, el cual no tiene ningún interés en sí, pero es interesante para ver como vive la comunidad de monjes y monjas que lo habitan, muy amables y que nos dan a probar algunos productos locales. En el camino del embarcadero al monasterio és fácil ver plantas silvestres de café. - Kebren Gabriel. Navegando sólo unos pocos metros se llega a la isla vecina, dónde está el monasterio de Kebren Gabriel. Este es el único de todos los monasterios de este itinerario dónde no se permite el acceso a las mujeres, debiéndose quedar acompañadas por un monje en la zona del embarcadero. En este caso el interés del monasterio es que posee la biblioteca de libros antiguos más grande de toda la región. Ver el contenido del museo (desde el dintel de la puerta) y entrar a la iglesia cuesta 20 Birr. Creemos que no vale la pena pagar este precio, pero allá cada cual... En cualquier caso sí que es bonito el camino de subida al monasterio y su emplazamiento elevado en la isla. - Península de Zege. La siguiente parada es en esta península, en el embarcadero más cercano a los monasterios a visitar. En este embarcadero hay unos cuántos chicos dispuestos también a hacer de guías. Si queréis llegar al monasterio solos, sin guía, debéis tomar el camino de la izquierda al salir del embarcadero e ir siguiendo siempre el camino más ancho. La entrada al monasterio de Ura Khidane Mihret y edificios anexos cuesta 20 Birr, pero este precio está más que justificado, ya que posiblemente se trata del monasterio más impresionante de todos los del lago Tana. La iglesia del monasterio es de planta circular, bastante grande, y en su interior encontramos magníficas pinturas religiosas sobre motivos bíblicos. La base de las pinturas son paredes de barro y paja recubiertas con ropa de algodón, y las propias pinturas están hechas con tintes naturales. Realmente son una filigrana. Tras ver la iglesia también se visita el museo, dónde se exponen coronas y ropas reales, libros muy antiguos y otros objetos igualmente interesantes. Por último se puede visitar el comedor dónde se reúnen los monjes a comer injeera y beber tella (cerveza local hecha artesanamente con maíz). Cercano a este monasterio, en el camino de vuelta al embarcadero, se puede visitar el monasterio de Azuwa Maryam, el cual tiene también algunas pinturas interesantes. - Debre Maryam. Después de un buen rato de navegación por el lago se llega al embarcadero de este monasterio, situado justo al lado del punto dónde nace el Nilo Azul en el lago Tana. El luagr es muy bonito y evocador, con plantas de papiro en las orillas del incipiente río, pájaros sobrevolando el agua y algún hipopótamo. Para llegar al monasterio desde este punto deben andarse unos 100 m. entre campos. La entrada cuesta 15 Birr, y aunque las pinturas que tiene no son comparables a las de Ura Khidane, sí tiene objetos interesantes de ver como copas, jarrones y sobre todo libros muy antiguos, auténticas filigranas sobre hojas de piel que se conservan admirablemente bien. El monje responsable es muy simpático y amable. El recorrido por el lago Tana se acaba volviendo de nuevo al embarcadero origen, tras más de cinco horas fantásticas. Cataratas del Nilo Azul. También son conocidas localmente por Tis Abay (humo del Nilo) o Tis Isat (el agua que humea), y son una de las más espectaculares de África. Cuando al río se encuentra al máximo de caudal tienen una anchura de unos 400 m. y una caída de 45 m., llenando el aire de microscópicas gotas de agua centenares de metros alrededor, dando lugar a un microclima que posibilita la existencia de una frondosa vegetación que tiñe de verde toda la zona circundante. El conjunto es un maravilloso espectáculo para los sentidos. En las fechas de nuestra visita, al final de la temporada de lluvias, el Nilo llevaba un caudal de agua considerable, lo que nos permitió ver las cataratas en su máximo esplendor. Por otra parte recomendamos hacer esta visita por la mañana, antes del mediodía, con el fin de poder contemplar el vistoso arco iris que se forma por el efecto de los rayos de sol al atravesar las microgotas de agua.Recomendamos estar en la estación de autobuses de Bahir Dar a las 5:45 h. de la mañana. Si aún no está abierta se puede aprovechar para almorzar en la cafetería Galaxy, enfrente de la puerta. Cuando se abren las puertas de la estación deberemos darnos prisa en pedir por el vehículo que va a Tis Abay y una vez localizado comprar el billete con la máxima celeridad para asegurarnos una plaza, ya que no parece haber mucha frecuencia. Este vehículo es un pick-up con cabina-remolque para pasajeros. El trayecto de 32 km de pista que separan Bahir Dar y Tis Abay se hace en unos 80 minutos y cuesta 3'60 Birr. Una vez llegamos al pequeño pueblo de Tis Abay debemos ir a la ticket office que hay al final de la pista que hace las veces de calle principal (a sólo 50 m. de dónde para el transporte). Es una pequeña caseta a la izquierda y la entrada cuesta 15 Birr. En este punto ya es posible que hayan aparecido unos cuántos candidatos a improvisados guías, aduciendo que el camino es muy difícil y que es muy fácil perderse, entre muchas otras historias increíbles (debemos reconocer que son perseverantes). Tampoco es cierto, como dice alguna guía, que si no se alquila un guía entonces debemos esperar una actitud agresiva por parte de algunos, o al menos nosotros no tuvimos problemas de este tipo. El camino que se debe seguir para llegar a las cataratas es el siguiente: a 30 m. de la ticket office tomar la calle de la izquierda y salir del pueblo bordeando la central hidroelèctrica (debe quedar a nuestra izquierda). Al salir del pueblo, a 1 km más o menos del punto anterior, tomar un puente a la izquierda y seguir recto otro kilómetro hasta llegar al parking de coches y control de tickets. En este camino debemos ver una valla metálica a nuestra izquierda que cerca la central hidroelèctrica. Desde el punto de control de tickets debemos bajar por un camino lleno de rocas y vegetación hasta encontrar el puente portugués (llamado así porqué fue construido por los portugueses a principios del s. XVII). Cruzado este bonito puente seguiremos por un camino de subida que pasa por entre unas pocas casas y tenderetes de recuerdos. A 50 m. de un alto baobab que hay a la izquierda del camino se llega a la cumbre de una pequeña loma y al bajar por el otro lado ya podremos empezar a ver las sucesivas cascadas, de menor a mayor. Como ya hemos dicho antes, todo el conjunto es sencillamente espectacular. Tras contemplarlas desde varios miradores naturales se puede volver al pueblo por el mismo camino o bien dar una vuelta circular, bajando por unos campos hasta la base de la cascada, subir por el otro lado y cruzar el Nilo con una tankwa (embarcación de papiro) hasta el pueblo. Para esta segunda alternativa quizás sí es recomendable ir acompañado por alguien que conozca el terreno y tener en cuenta que en temporada de lluvias la gran corriente del río puede desaconsejar cruzarlo con embarcaciones tan débiles. Por cuestiones de tiempo nosotros volvimos por el mismo lugar que habíamos venido. Un vez de nuevo en el pueblo debemos tener paciencia y esperar a que salga algún autobús de vuelta a Bahir Dar (nosotros tuvimos que esperar 3 horas y media). El último sale sobre las 15 h.
Por Yolanda y Toni (viatgeaddicte)


Gondar(la AZOTEA)

Gondar es la décimosexta capital del siglo de Etiopía. Sudán que confina y hace frontera en la orilla norteña del lago Tana, es uno de los contactos históricos prominentes en Etiopía.

Fundado oficialmente por rey Fusillades en 1632, se considera la 3ro dinastía principal al lado de las dinastías de Axumite y de Zagwe.  
Marcado por sus 17 castillos encontrados, Gondar revela cómo lo fuerte que era su dinastía y cómo era el progresista las leyes. El castillo más grande y más magnífico de todos los castillos, rey Fasil’s Castle, intacto. Siete de la dinastía king’s tienen sus propios castillos construidos para mostrar su  su poder e independencia..
Gondar, también sigue siendo un activo centro religioso. Entre las iglesias de la ciudad, Debre Berhan Sislasie es famosa por su estilo de tipico de Gondar y el techo inusualmente pintado.
Las otras iglesias y el estilo de vida de la gente de Gondar, atraen a los visitantes. El aparecer en Gondar se tiene la sensación de regresar a la epoca medieval .
Parque Nacional – De las Montañas De Semien; Tres animales endémicos pueden ser visitados aquí: Babuino de Gelada, lobo etíope e ibex de Walya. Aparte de la experiencia de la fauna, las montañas de Semien le dan a uno la vista del paisaje más impresionante del mundo. Ésa es probablemente la razón por la que la UNESCO la considera como una de las herencias del mundo. Es fácilmente accesible de las ciudades históricas de Gondar o de Axum.
Gondar está situada al norte del lago Tana y ofrece al visitante un magnífico recinto amurallado que alberga cinco espléndidos castillos medievales que merecen sin duda una detenida visita por parte del viajero.

Que ver

    Fasil Ghebbi o Recinto Real (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979). Esta área cerrada de 70.000 m2 contiene seis castillos, edificios auxiliares, túneles y pasillos, todo del s. XVII, y realmente sorprende mucho encontrar estos castillos aquí. No en vano Gondar también es conocida como la Camelot de África. El sitio es fantástico y es muy agradable de visitar. De todos los castillos el mejor y más bien conservado es el castillo de Fasilidas, aunque ahora está cerrado al público por obras en su interior (parece que quieren hacer un museo). La planta baja del castillo de Mentewab es ahora una biblioteca pública adónde vienen niños y niñas a leer. La visita a este recinto se puede hacer perfectamente en dos o tres horas y la entrada cuesta 50 Birr. Esta entrada sólo sirve para una sola vez (en alguna guía dice que es válida para todo el día), aunque también es válida para la visita a la piscina de Fasilidas en el mismo día. El recinto está en la zona central de Gondar y su entrada principal está situada en el lado oeste. Piscina de Fasilidas. Esta construcción, atribuida al emperador Fasilidas, seguramente siempre ha tenido una función ceremonial religiosa. Consta de una gran piscina rectangular y un pequeño edificio anexo de dos pisos, rodeados por un muro que cierra el recinto. El lugar es muy tranquilo y especialmente bonito por la frondosa vegetación que lo hace muy sombrío. Además sobre el muro han arraigado algunos árboles de tal forma que recuerdan algún templo de Angkor (Camboya). Visita muy recomendable. Para entrar aquí vale la misma entrada del Fasil Ghebbi, pero debe realizarse el mismo día. No se puede comprar una entrada separada sólo para la piscina ni es posible comprarla en el mismo lugar. También puede pasar que llegando hasta aquí en horario de visita no esté el responsable de abrir la puerta de entrada. Si tras buscarlo y dar la voz de aviso no aparece (a nosotros nos pasó) podéis optar por abrir vosotros mismos la puerta, ya que sólo hay un cerrojo sin candado. Este lugar se encuentra a 2 km al oeste de la Piazza, junto a la carretera a Bahir Dar y viene casi de paso para ir a Kuskuam. Para llegar hasta aquí se puede hacer a pie, preguntando para no perderse por las calles, o bien tomando un minibús que cuesta 1 Birr en la salida oeste de la Piazza (pedir por Fasil's pool), delante del supermercado Ras Dashen. Debre Birhan Selassie. Esta iglesia se encuentra a 1'5 km al este de la Piazza y es la única construida durante el imperio gondarino, a finales del s. XVII, que sobrevivió entera a la destrucción generalizada de los derviches sudaneses. Su principal interés no es tanto el edificio en sí sino las magníficas pinturas que hay en su interior, tanto en las paredes como el techo. Especialmente este último, decorado con pinturas de 80 caras de querubines mirando en todas las direcciones, es seguramente una de las estampas más típicas de Etiopía y más reproducida en postales y recuerdos. La entrada a la iglesia cuesta 15 Birr y es de visita obligada si visitamos Gondar. Además el joven monje que obre las puertas de la iglesia es muy amable y simpático. Aparte, como curiosidad, diremos que el aspecto exterior de la iglesia, de piedra, recuerda al de las iglesias del Pirineo. Centro de Gondar. Aparte de las visitas imprescindibles ya mencionadas también recomendamos pasear por las calles de la zona central de Gondar. En la misma calle de la oficina de Turismo se puede ver por fuera el palacio Ras Mikael Suhal (no es visitable). También se puede pasear por la calle que va al mercado y la estación de autobuses o ir en dirección al Fogera Hotel. En algunas calles del centro, viendo circular los garis (carros tirados por un caballo que transportan pasajeros o mercancía) y a muchos etíopes vestidos con sus ropas tradicionales, y además con los castillos de fondo, uno se siente como si estuviera en la Edad media. Kuskuam. Se trata de otro recinto real, lugar de retiro para la emperatriz Mentewab, en lo alto de un pequeño cerro con una magnífica vista sobre Gondar y el Fasil Ghebbi. Actualmente Kuskuam está casi en ruínas y muy descuidado (la vegetación cubre buena parte del recinto). Aún así es una excursión muy recomendable por el lugar en sí y por el entorno de absoluta tranquilidad. Dentro del recinto se encuentran los restos del palacio principal y algunos edificios anexos, dónde todavía se pueden apreciar algunos detalles como figuras de animales y cruces en las paredes de la enorme sala de banquetes. También encierra la iglesia de Kuskuam Maryam, reconstruida durante la ocupación italiana, dónde se guardan los huesos de Mentewab. La entrada al recinto cuesta 15 Birr. Kuskuam está a 5 km del centro de Gondar y para llegar hasta aquí debemos tomar un minibús (cuesta 1'20 Birr) en la salida oeste de la Piazza y preguntar por Medical College, en la carretera a Bahir Dar. Al bajar delante del Medical College debemos retroceder unos 100 m. por la carretera y tomar a la izquierda una pista con una fuerte pendiente hacia arriba. Seguiendo esta pista durante 1'5 km se llega a Kuskuam, pasando antes por un punto desde dónde hay una vista excelente de Gondar, y cruzando un pequeño núcleo de casas. Para volver a Gondar andar por la pista hasta la carretera y allá esperar un minibús al centro.
Por Yolanda y Toni (viatgeaddictes)

Harar .

Vea la historia, la religión, la naturaleza y la cultura. La ciudad de Harar se fundó en el siglo XII y es considera como santa por los musulmanes. Para el viajero su principal atractivo consiste en disfrutarla paseando y empapándose del ambiente y el colorido que se respira por sus calles y de la amabilidad de sus gentes, muy diferentes a las del resto del país. Uno de sus más populares atractivos turísticos es el contemplar cómo los hombres hiena alimentan a estos animales a la caída de la tarde.
Que ver
Harar. Se encuentra a una altura de 1870 m. y a sólo 150 km de la frontera con Somalia. Harar llegó a ser un importante centro comercial que servía de punto de encuentro de África, la India y el Oriente Medio. El primer europeo conocido que visitó Harar fue el inglés Richard Burton en 1855. Hoy día esta ciudad continúa siendo el centro espiritual de la comunidad musulmana etíope. Todo ésto motiva que tenga una atmósfera muy especial y diferente del resto del país, pero sí alguien se imaginaba una ciudad amurallada en medio del desierto, como Jaisalmer en el Rajasthan indio, se equivoca, porque la altura proporciona a Harar un clima muy moderado y sus alrededores son campos verdes. Una característica remarcable de toda esta región es que sus habitantes son unos grandes consumidores de chat (hojas de una planta que se mastican y que tienen efectos suavemente estimulantes). Por otra parte Harar es relativamente poco visitada por los viajeros pese a los atractivos que reúne.

El principal interés de Harar es la vieja ciudad amurallada, con un fuerte espíritu musulmán que se puede apreciar en sus casas y calles. En este área, de sólo 1 km2, hay unas 90 mezquitas, pero muchas de ellas pasan inadvertidas. La ciudad vieja tiene un perímetro de unos 3'5 km, marcado por una muralla de 5 m. con un total de 6 puertas. Por tanto, la visita a la ciudad vieja puede hacerse a pie y sin tener miedo de perderse, porque aunque algunas calles son laberínticas el área es lo suficiente pequeña como para encontrar siempre un punto de referencia que nos oriente.

Empezamos nuestra visita entrante por la Puerta de Harar. Siguiendo esta calle principal, llena de tiendas, talleres y bares, se llega a la plaza Feres Magala, el punto central de la parte vieja (si se desea contratar un guía para hacer la visita guiada este es el mejor lugar por encontrarlo, pero recomendamos dejarse perder solos sin rumbo por estas calles con tanto carácter). En esta plaza hay algunos viejos edificios bastante interesantes, y en un lado la iglesia Medhane Alem. Alrededor de ella hay un pequeño jardín con algún banco para sentarse un rato y disfrutar de la tranquilidad y el espíritu de Harar. En el lado sudeste de la plaza está el Cine Oriental, dónde se anuncian películas de acción orientales y americanas de serie Z al precio de 2 Birr en primera clase (?) y 1 Birr en segunda (??). Continuando por la calle principal, primero encontramos en un callejón adyacente la cúpula Emir Nur (parece una colmena con púas), más allá el Museo de Harar y la oficina de turismo (cerrados los sábados y domingos), y finalmente se llega a la Puerta de Erer, imposible de ver porqué hace tiempo se vino abajo. Continuando a la derecha y bordeando la muralla por la parte exterior podemos ver la cúpula Aw Ansar Ahmed, de color blanco e invadida por el tronco y las raíces de una gran higuera (detrás de esta cúpula se encuentra la casa de Yusuf Pepe, el hombre hiena). Volvemos a entrar en la ciudad vieja por la Puerta de Sanga, dónde se encuentra el minimercado Oromo. Siguiendo la calle que desde aquí va al mercado Magala Guddo o mercado musulmán, un lugar muy interesante y que parece salido de otra época (como el resto de la parte vieja), podréis contemplar algunas casas con bonitos colores y detalles en las fachadas. Pasado el mercado, la calle que va a la plaza principal se llena de hombres costureros y tejedores con sus viejas máquinas de coser. Esta calle es un buen punto también para ver pasar gente de las etnias oromo y somalí que van o vienen del mercado con sus fardos. Tomando un pequeño callejón a la derecha se llega a la casa Rimbaud (conocida localmente como la casa Rambo), dónde se dice que vivió el poeta francés Arthur Rimbaud durante su estancia en Harar, aunque se duda de que fuera en esta casa precisamente. En cualquier caso esta casa es una filigrana, con una fachada de madera restaurada y un techo con bonitos frescos en su interior. Ha sido reconstruida con mucho gusto y ahora hospeda un museo muy interesante dónde se explica la vida del poeta, se exponen objetos suyos y fotografías de Harar de finales del s. XIX. Viendo estas fotos se puede constatar que pocas cosas han cambiado en esta ciudad en el último siglo. Desde la parte de arriba de la casa hay una buena vista de Harar y alrededores. La entrada a la casa-museo cuesta 5 Birr. Próxima a la casa Rimbaud encontramos la casa Ras Tafari, con muchos motivos orientales porque fue construída por un mercader indio. En ella Haile Selassie vivió algunos años de su niñez. Podemos salir de la ciudad vieja yendo de nuevo en dirección a la Puerta de Harar pero girando antes a la izquierda para tomar una calle que conduce a la Puerta de Showa.

Casas tradicionales hararís. Todavía quedan unas 100 casas que conservan el estilo tradicional de decoración propio de Harar. Aunque la construcción no tiene nada de especial, la decoración interior es única y los marcos de puertas y ventanas son de madera tallada con verdaderas filigranas. Para ver alguna de ellas debemos preguntar a alguien para que nos indique alguna y, por supuesto, pedir permiso a los propietarios o habitantes de la casa para poder cotillear un poco en su interior. Realmente vale la pena y son muy bonitas de ver.

Fuera de la ciudad vieja también hay cosas interesantes a ver como el edificio del Ayuntamiento, un bonito ejemplo de arquitectura colonial italiana, o el mercado cristiano, situado entre la puerta de Showa y el hotel Beylaneh, dónde cada día muchos oromos bajan de los pueblos vecinos a comprar y vender.

El hombre hiena. Para los amantes del gore ésta es la atracción estelar de Harar. Cada día a las 19:00 horas, fuera de las murallas entre las puertas de Erer y Sanga, un hombre, de nombre Yusuf Pepe, da de comer carne a las hienas que se acercan desde los alrededores de Harar. Para asistir a este show se puede organizar mediante un guía o bien tratando directamente con el hombre hiena. Nosotros fuimos a encontrarlo a su casa (detrás la cúpula Aw Ansar Ahmed). Inicialmente nos pidió el precio oficial de 50 Birr por persona, pero regateando obtuvimos un precio de 32 Birr por cabeza. Aunque la posterior lluvia y el hecho de no tener muy claro si realmente queríamos ver la cena de las hienas nos hicieron desistir.

Por Yolanda y Tony (Viatgeaddictes)


Lalibela

Esta es una visita obligada para los amantes de la  Historia.
Sus milenarios templos tallados en roca componen un laberinto de iglesias, en ocasiones comunicadas por pequeños pasadizos y túneles, que muchos han considerado como la octava maravilla del mundo. Es un pueblo pequeño en medio de una de las regiones más montañosas del país en el que, según la leyenda, se construyó el entramado de templos que hoy se pueden admirar con la intención de crear una nueva Jerusalén en Etiopía.

Como llegar
Para ahorrarse los dos días de viaje que suponen los aproximadamente 475 km de carretera (vía Adwa, Aby Aday y Sekota) entre Aksum y Lallibela no hay duda que la mejor alternativa es el avión. El precio de este vuelo de Ethiopian Airlines es de 64 €. Nosotros lo habíamos reservado y comprado días atrás en la oficina de Ethiopian Airlines en la Piazza de Addis Ababa, pero posteriormente en Aksum pudimos cambiar sin problema la fecha final del vuelo (aun cuando los cambios siempre están naturalmente sujetos a la disponibilidad de plazas en el vuelo en cuestión).
El aeropuerto de Aksum está a 5 km del centro y para ir lo mejor es el servicio gratuito de minibús del Africa Hotel. El vuelo sale a las 10:50 h, pero es conveniente estar en el aeropuerto a las 9:00 para pasar con tranquilidad los sucesivos controles de pasaporte y equipaje (todo se hace aún manualmente y el equipaje se revisa con lupa). Como en todos los vuelos interiores, en el momento de hacer el check-in deben pagarse 10 Birr en concepto de tasas de aeropuerto. El trayecto se hace en un Fokker 50 de hélices y dura 40 minutos. Una vez en el miniaeropuerto de Lallibela debemos buscar un transporte a Lallibela, a 25 km. Es importante estudiar todas las alternativas que se nos presenten en la terminal y fuera de ella y regatear para obtener un buen precio, ya que los precios ofrecidos suelen ser caros. La agencia oficial NTO cobra 50 Birr por plaza, pero se puede conseguir pagar 25 Birr regateando con alguna de las otras agencias. El trayecto de 25 km a Lallibela transcurre por una carretera asfaltada que sube hasta los 2.630 m. de altura a los que se encuentra el pueblo, y se hace en unos 30 minutos.
Dormir y comer
Hotel Asheton. Una habitación con dos camas grandes, baño privado, agua caliente y que da a un patio interior cuesta 80 Birr, pero regateando se puede obtener por 70. También tiene bar y restaurante. Después de ver otros como el hotel Seven Olives (25 US$ por una habitación del mismo estilo que la del Asheton) o el hotel Fikre Selam (sólo 25 Birr, pero es muy, muy básico) pensamos que el Asheton tiene una buena relación calidad-precio.
Para comer o cenar una alternativa es el restaurante Blue Lal (también conocido como Chez Sophie) dónde una buena pizza cuesta 12 Birr. También está bastante bien el restaurante Blue Nile, en la calle de bajada a la ticket office de las iglesias. Otro es el restaurante del propio hotel Asheton, pero algo más caro de lo habitual y sin nada especial. En la plaza central tenemos la cafetería Shallom, un buen lugar para sentarse en su terraza y contemplar el panorama mientras bebemos un delicioso té con canela. Justo al lado de ésta tenemos la cafetería John, similar a la anterior.

Que ver
Lallibela. Este pequeño pueblo, también conocido como la Petra de África, y sus maravillosas iglesias talladas en la roca son de visita obligada en un recorrido por la Etiopía histórica. A 2.630 m. de altura y prácticamente incomunicada del mundo hasta hace relativamente poco Lallibela mantiene un aire medieval que la hace única en el mundo cristiano. Desde el año 1997 ya se puede llegar hasta aquí durante todo el año, puesto que la carretera principal ahora es transitable en la época de lluvias. Esto no quiere decir que el viaje por tierra sea fácil, con lluvia o sin ella. Por otra parte, es absolutamente recomendable traer suficiente dinero en efectivo, ya que no hay ni un banco dónde cambiar en toda la zona.

Iglesias talladas en la roca (declaradas Patrimonio de la Humanidad per la UNESCO en 1978). La leyenda dice que, en un intento de crear una Jerusalén en territorio africano, el rey Lallibela ordenó la construcción de estas iglesias durante su reinado, en los s. XII y XIII. Pero la diferencia de estilos y de estado de conservación hace pensar que en realidad el periodo de tiempo pasado entre la construcción de la primera y de la última fue mayor. Las iglesias se dividen en dos grupos separados por el pequeño río Jordán: el grupo noroeste (compuesto por 7 iglesias) y el grupo sudeste (5 iglesias), aunque todavía hay una decimotercera iglesia, la de Bet Giorgis, separada de los dos grupos anteriores. Algunas de las iglesias están recubiertas por estructuras metálicas y de madera que las afean mucho y que a veces no permite hacerse una idea exacta del conjunto, pero hemos de entender que el objetivo es preservarlas del grave problema de conservación que suponen las filtraciones de agua. La visita a las iglesias se puede hacer perfectamente sin guía, aun cuando a veces se hace difícil ir encontrando las iglesias porque no hay indicaciones de ningún tipo. Unos conocidos nos recomendaron el seguiente guía...

Yirgu Mekonenen (alias Jordan)
Northwollo, c/o Lallibela Post Office (Lallibela-Ethiopia)

En cualquier caso, si queréis un guía aseguraos de que realmente será útil, porque hablamos con algún visitante que había alquilado el servicio de un guía sin la menor preparación. Bajando unos 600 m. desde la plaza principal hacia el mercado se encuentra la ticket office dónde debe comprarse la entrada. Cuesta 100 Birr, pero da acceso a todas las iglesias durante todos los días que dure nuestra visita. El horario de visita es teóricamente de 6 a 12 y de 14 a 17 horas.

    - Grupo noroeste. Es el primer grupo que se encuentra entrando por el punto de venta de entradas. Las iglesias están muy pegadas unas a otros y el acceso suele ser a través de pasillos excavados en la roca. El recorrido de nuestra visita empieza por la iglesia Bet Medhane Alem, continúa con Bet Maryam, Bet Danaghel, Bet Meskal, Bet Mikael, Bet Golgota, y acaba saliendo por una celda cruciforme llamada Tumba de Adan. A las iglesias de Bet Mikael y Bet Golgota se entra por la misma puerta y parecen una sola, siendo Bet Golgota la más interior. Esta última es la única que tiene prohibido el acceso a las mujeres y es justamente una de las más bonitas, ya que en sus paredes interiores hay esculpidos unos santos en tamaño natural. - Grupo sudeste. Este grupo de iglesias está muy próximo al anterior, pero el acceso a cada una de las iglesias es bastante más complicado y laberíntico. Aún así no es difícil encontrar a alguien por el camino, preguntar por el nombre de la iglesia y seguir sus indicaciones para localizarla. Recorriendo los túneles y pasillos, naturales y artificiales, que conducen de una iglesia a otra, es fácil sentirse transportado a un escenario de película de Indiana Jones (aquí se entiende el porqué del apodo Petra). El grupo sudeste está formado por Bet Gebriel-Rafael, Bet Abba Libanos, Bet Lehem, Bet Emanuel y Bet Mercurios. Para nosotros la mejor de este grupo es Bet Emanuel, aunque al estar ahora protegida por un andamio y un techo metálico pierde parte de su encanto. Tiene una altura de 12 metros y se cree que era la iglesia privada de la familia real. Por último decir que da la sensación de que este grupo es menos visitado que el anterior y no es extraño recorrer estas iglesias sin encontrar prácticamente ningún otro visitante. - Bet Giorgis. En nuestra opinión es la más bonita, original e impresionante de todas. Evidentemente también es la más famosa. Tiene una altura de 15 metros, excavada por debajo del nivel del terreno. En las paredes exteriores de la roca hay orificios dónde hacen vida los anacoretas que vienen buscando el recogimiento espiritual y la oración. En uno de ellos hay un esqueleto humano, posiblemente de un anacoreta que encontró la paz espiritual definitiva. El interior de esta iglesia no tiene nada especial, fuera de la habitual parafernalia de cruces, libros antiguos y enseres ceremoniales. Bet Giorgis se encuentra al sur de la salida del grupo noroeste, tras cruzar la calle que pasa junto al cementerio. Monasterio de Nakuta La'ab. Fuera de Lallibela hay otros monasterios e iglesias que son muy poco visitados por la dificultad del acceso, ya que se encuentran en parajes muy aislados en medio de las montañas. De todos ellos sólo dos son accesibles en una excursión de un día o menos: Nakuta La'ab y Aheton Maryam. Nosotros optamos por visitar el primero porque es el más accesible. Está a unos 6 km de Lallibela siguiendo la carretera asfaltada al aeropuerto. Primero debemos llegar a un pequeño pueblo con el mismo nombre que está a la izquierda de la carretera y después continuar 500 m. por un camino que cruza el pueblo hasta llegar al monasterio. La entrada cuesta 20 Birr. Nosotros hicimos este trayecto andando desde Lallibela, pero finalmente no pudimos encontrar el monasterio siguiendo las escasas indicaciones de la guía y la imposibilidad de encontrar a alguien que entendiera donde queríamos ir. De todos modos, si se dispone de tiempo, podemos recomendar este largo y agradable paseo porque se disfruta de un paisaje rural bonito y tranquilo. Además, a medio camino, se cruza un pequeñ desfiladero dónde se pueden contemplar muchos pájaros de diferentes especies. Al volver hicimos autostop y afortunadamente un pick-up paró y nos dejó de nuevo en Lallibela. También se puede intentar ir hasta el monasterio contratando un vehículo a la agencia estatal NTO (cuesta unos 30 Birr por cabeza).

Por Yolanda y Toni ( Viatgeaddictes)


AXUM (ANTIGUO REVELADO)
Aquí en esta área, los obeliscos, construidos increíblemente bajo las tumbas de tierra, las ruinas del palacio, las inscripciones, las reliquias cristianas y etc hablan ruidosamente sobre el pasado. ¡Esté allí y óigalos hacia fuera!

Arba Minch

Como llegar
Para ir al aeropuerto desde la Piazza lo más económico es un minibús (salen desde el lado oeste de la plaza a partir de las 6 de la mañana y cuesta 2 Birr). El vuelo sale a las 9 de la mañana (debemos estar 2 horas antes en el aeropuerto) y tarda 90 minutos hasta aterrizar en Arba Minch. El avión es un pequeño Fokker de hèlices de sólo 25 plazas y es el mismo vuelo que después continúa hacia Jinka. El trayecto es muy bonito porque poco después de dejar atrás Addis Ababa podemos ver desde la ventanilla los distintos lagos y cráteres del Rift Valley. El último que se ve antes de aterrizar en Arba Minch es el enorme lago Abaya. Una vez en el aeropuerto de Arba Minch no hay transporte, ni público ni privado, para ir a la ciudad, a 5 km. Si no se tiene la enorme suerte de que haya algún vehículo en el aeropuerto que nos quiera llevar o bien pase algún vehículo por la carretera y pare, teniendo en cuenta que en esta carretera el tráfico es inexistente, entonces lo más probable es tener que andar esa distancia con las mochilas (es lo que tuvimos que hacer nosotros).
Dormir y comer
En Arba Minch sólo parece haber un hotel con agua caliente: el hotel Bekele Mola. Un bungalow amplio y que está muy bien, con una cama grande, baño privado y agua caliente cuesta 121 Birr. Es muy tranquilo y está situado en un lugar excepcional, con el lago Abaya a la izquierda, el lago Chamo a la derecha, y enfrento el Parque Nacional Nechisar. Esta vista ya justifica por sí sola el sobreprecio. En este hotel suelen pernoctar los grupos que van en vehículo privado hacia el sur a visitar las tribus de Omo, ya que el Bekele Mola es el último hotel con cara y ojos que hay en la ruta al sur. Creemos que este hecho hace que no estén acostumbrados (o no tengan interés) a recibir viajeros que van por libre sin vehículo y eso da lugar a una cierta antipatía y desprecio por parte del personal de recepción. Otro inconveniente, quizás relacionado con el anterior, es que el hotel está a 2 km del núcleo de Shecha y no hay transporte para cubrir esa distancia (quizás se supone que todo el mundo tiene vehículo propio). Para los huéspedes del hotel que viajan con transporte público sólo queda la posibilidad de hacer esta distancia a pie o hacer autostop.
El propio hotel Bekele Mola tiene un restaurante con una magnífica terraza, desde la cual hay una vista inigualable, pero como es de esperar todo es bastante más caro que fuera de aquí. Una opción bastante más económica es el restaurante Soma, en el núcleo de Shecha. Sirve uno fish cottelet con una guarnición muy completa por sólo 10 Birr. También recomendamos el restaurante Quma Keethaa, en la misma calle que la oficina de Correos. Por otra parte, la terraza exterior de la cafetería Flamingo, junto a la rotonda central del núcleo de Sikela, es un buen lugar para contemplar la vida cotidiana de esta ciudad provinciana.

Que ver
Arba Minch es la capital de la provincia de Gamo-Gofa y la ciudad más grande del sur de Etiopía, pero aún así es un lugar increíblemente tranquilo. En realidad Arba Minch está formada por dos núcleos urbanos separados entre sí por una carretera de 4 km y un desnivel de 200 m. El núcleo norte y más bajo es Sikela, mientras que al sur tenemos Shecha. Para ir de uno a otro hay minibuses durante todo el día y hacen el trayecto por 1 Birr. Arba Minch, como ciudad, no tiene nada de especial, pero a nosotros nos sirvió como campo base para explorar los alrededores y hacer una incursión más al sur. También lo aprovechamos como lugar de relax después de unos cuantos días ya de viaje por Etiopía. Por otra parte, en el núcleo de Sikela hay una oficina de Ethiopian Airlines que ha cambiado de ubicación y ahora se encuentra a tres manzanas de la rotonda principal, sobre la calle que sale de esta rotonda en dirección norte.

- Granja de cocodrilos y lago Abaya.
En esta granja hay unos 8.000 cocodrilos entre 1 y 8 años con la finalidad de equilibrar la población natural de cocodrilos del lago y también para la exportación de pieles. La granja está formada por diferentes tanques con agua que separan los cocodrilos según edad. La visita a esta granja es la excusa para una excursión que permite pasear por entre un bosque dónde es posible ver pájaros y monos. Además, andando unos 300 m. desde la granja se llega al mismo borde del lago Abaya. El agua de este lago es muy marronosa debido a la cantidad de óxido férrico presente. Para llegar a la granja desde Sikela (a unos 6 km), si no se dispone de vehículo propio, deberemos salir andando de Sikela por la carretera del aeropuerto. Pocos metros después de cruzar un puente debemos tomar un camino a la derecha indicado con un rótulo. Tras andar unos 2'5 km por este camino entre árboles y arbustos se llega a una pista. Deberemos tomarla a la derecha y seguirla unos 2 km más hasta llegar a la granja. Si pasa algún vehículo en la misma dirección se puede probar de hacer autostop. La entrada a la granja cuesta 10 Birr y la visita se hace en compañía del encargado de las instalaciones.

- Lago Chamo
.
Una actividad muy recomendable es una excursión en barca por el lago Chamo. Podremos ver, aparte del propio lago y su entorno de montañas de origen volcánico, importantes colonias de pájaros, cocodrilos e hipopótamos (especialmente en el Crocodile Market, lugar llamado así por el gran número de ejemplares que se pueden ver). Se dice que es el mejor lugar de África para ver grandes cocodrilos. Se recomienda hacer esta excursión a última hora de la tarde (a partir de las 16:30 horas) ya que el sol está más bajo en el horizonte, la luz es muy bonita, y los cocodrilos y pájaros salen a comer. El embarcadero dónde se toma la barca está a unos 7 km de Shecha (1 km de carretera asfaltada y el resto de una pista bastante mala que baja hasta la orilla del lago). Esto hace necesario disponer de un 4x4 para ir, y a esto debemos sumar el coste de la barca (oficialmente la barca de la Marine Authority en Shecha cuesta 300 Birr para 6 personas), pero el problema puede ser encontrar gente para compartir el gasto del vehículo y la barca si no llegamos a esa cantidad. Recomendamos correr la voz por el pueblo y pedir a otros viajeros que puedan estar interesados en hacer juntos la excursión. También avisamos de que debemos tener mucho cuidado con ciertos intermediarios que prometen organizarlo todo, pero que finalmente cobran un fuerte sobreprecio por una excursión que no es la pactada. En nuestro caso pagamos sólo 50 Birr por cabeza (4x4 y barca) porque tuvimos la suerte de encontrar a cuatro etíopes con vehículo propio, con los cuales compartimos la barca.

Parque Nacional Nechisar y Hot Springs
.
Al no disponer de un vehículo 4x4 propio y no querer pagar la burrada que se pide para alquilar uno (de 600 a 800 Birr por día) no consideramos la posibilidad de realizar un game drive al parque Nechisar. Pero sí nos habíamos propuesto visitar las fuentes de aguas termales que dan nombre a la ciudad (Arba Minch significa cuarenta fuentes). Estas se encuentran dentro del parque nacional Nechisar, a unos 4 km de Sikela, y según la guía Bradt para ir a las fuentes no debe pagarse entrada al parque porque oficialmente se considera que el camino es público. Pero ésto ha cambiado y ahora deben pagarse los 70 Birr que cuesta la entrada (válida para dos días) al parque, aunque sólo se quieran visitar las fuentes. Hay guardas del parque que vigilan el camino y por tanto no parece demasiado aconsejable pasar de largo las oficinas del parque sin pagar la entrada, pero up to you!. Nosotros consideramos que no valía la pena pagar esta cantidad para ver las fuentes y no fuimos. En cualquier caso el camino para ir es el siguiente: desde la rotonda principal de Sikela debemos tomar la carretera del aeropuerto y a unos 750 m. girar a la derecha por una pista de arena señalizada con un gran rótulo del parque. Siguiendo la pista, un kilómetro más allá se cruza la puerta de entrada al parque y a pocos metros hay un desvío a la izquierda que lleva a las oficinas del parque, a unos 100 m. Si continuamos recto por la misma pista llegamos a las fuentes termales, a unos 3 km.

Dorze y Chencha.
El interés de estos dos pequeños pueblos a 30 y 36 km de Arba Minch respectivamente es la existencia de cabañas construidas con una forma muy peculiar, similar a una enorme colmena. Esta región está habitada por la etnia dorze y al encontrarse a 2.900 m. tiene un clima frío y brumoso. Chencha también es famoso por sus tejidos de algodón. Para ir a estos dos pueblos no hay transporte público regular, pero es posible tomar alguno de los 4x4 que por las mañanas hacen el viaje y que salen de un lugar próximo a la estación de autobuses de Sikela. Nosotros no pudimos realizar esta excursión al no encontrar ningún vehículo que fuera hasta allí (y sin pagar un precio faranji, claro). De todos modos creemos que es una excursión que vale la pena intentar.

Konso y el sur de Omo.
Dado que nos encontrábamos en Arba Minch y disponíamos de algún día extra, y aunque no era el objetivo inicial de nuestro viaje, nos propusimos hacer una pequeña incursión a los pueblos del sur visitando sólo Konso y sus alrededores en una excursión de un solo día. Tras nuestra experiencia sobre el terreno debemos decir que realmente es muy difícil, por no decir imposible, visitar la zona sin un vehículo 4x4 a nuestra disposición, a no ser que destinemos muchos y muchos días para poder movernos entre los distintos pueblos con camiones sin fecha y hora fija de salida. Si se quiere visitar la zona sur de Omo, incluyendo el parque nacional Mago, para ver las diferentes etnias que habitan (hamer, mursi, konso, karo, ari, tsemais, ...) parece que la mejor opción es alquilar un vehículo 4x4 con chófer y todo lo necesario en Addis Ababa y empezar la excursión desde ahí (los precios parecen ir desde los 90 a los 200 US$ por vehículo y día).

Nuestra excursión a Konso empieza a las 4:30 de la mañana, caminando los 2 km de pista del Bekele Mola a la rotonda principal de Shecha, dónde nos han dicho que sale un autobús a Konso a las 5:00 horas. Pero resulta que el supuesto autobús es en realidad un camión que acaba pasando a las 5:25 h. y que carga pasajeros en la cabina y el remolque (quizás sí había un autobús Arba Minch-Konso que pasaba más tarde, pero como no estaba claro y los etíopes que esperaban nos indicaron que cogiéramos el camión pues así lo hicimos). El trayecto de 85 km nos cuesta 13 Birr y llegamos a Konso a las 9 de la mañana, después de una parada en un poblado intermedio para cargar sacos con destino al mercado de Konso. Una vez en Konso, tras desayunar en el hotel Konso Edgetl, vamos a la oficina de Turismo, siguiendo las indicaciones de la guía Bradt, para obtener el permiso de visita y alquilar un vehículo que nos permita realizar una excursión de medio día a los poblados de Dekatu, Mecheko y Gesergiyo, cercanos a Konso. En la oficina obtenemos el permiso pagando 30 Birr, pero nos dicen que ellos no tienen ningún vehículo y que lo deberíamos buscar y negociar nosotros con alguien que tenga uno: en resumen, la oficina de Turismo sólo pone el guía. Ante ésto decidimos que sólo visitaremos Dekatu, el único poblado accesible a pie desde Konso, y rechazamos los servicios de un guía.

Konso sólo tiene el valor de ser la puerta de entrada a la región de Omo y un campo base desde el que explorar los poblados de la etnia konso que hay en los cerros próximos, como los mencionados anteriormente. Especialmente vale la pena hacer coincidir la visita con el día de mercado (lunes y jueves), no sólo porqué hay más posibilidades de ver la gente que va al mercado, sino también porqué hay más transporte entre Arba Minch y Konso.


Andando unos 2'5 km de subida por la carretera a Jinka desde la rotonda central de Konso se llega a un punto, muy cercano ya al mercado de Konso, desde el que sale un pequeño camino de 1 km de bajada entre los campos hasta Dekatu. Es un camino muy bonito y muy transitado por cientos de personas a pie que transportan todo tipo de mercancías hacia el mercado. Dekatu es un poblado tradicional rodeado por un cercado y habitado por personas de la etnia konso. En definitiva es muy bonito y fotogénico, y perderse por entre los callejones que recorren el interior del pueblo es una experiencia maravillosa, pero también avisamos de que los niños aquí son especialmente molestos y es imposible evitar que te sigan a todas partes (¿quizás con la compañía de un guía esto no pasaría?). También se nota que están acostumbrados a la presencia de visitantes y piden dinero por absolutamente todo (quizás los mursi ya han creado escuela en esto de sacar dinero al visitante!), pero también podemos decir, por experiencia, que se puede evitar pagar, sin tener problemas, si evitamos fotografiar personas.

Para volver a Arba Minch parece ser que hay un autobús, pero no es diario y su horario es errático (preguntamos a varias personas y cada una nos daba una hora totalmente distinta). Por lo tanto la solución pasa por encontrar algún camión que vaya a Arba Minch (todos pasan o salen de la rotonda central de Konso) y pactar un precio por ir en la cabina o el remolque. Nosotros volvimos hasta Shecha en la cabina de un camión de doble remolque, acordando un precio de 10 Birr. Salimos de Konso a las 14:00 h. y llegamos a Shecha a las 19:00 h, incluyendo una parada de 90 minutos en el mercado de Kato, un pequeño pueblo a unos 20 km de Konso, para cargar más sacos, y otras paradas técnicas.

Por Yolanda y Tony (Viatgesaddictes)

Extraña mescla, tradicion modernidad y guerra.




Negocios
Dinero

A Etiopía se pueden llevar euros ya que es posible cambiarlos en cualquiera banco e, incluso, se pueden utilizar para pagar vuelos interiores de Ethiopian Airlines, aunque sólo en su oficina de Addis Ababa. Pero también es necesario llevar una cierta cantidad de dólares americanos, dado que las tasas de salida internacional en el aeropuerto de Addis Ababa deben pagarse obligatoriamente en esta moneda (no es posible pagarlas ni siquiera en moneda local). Llevar dólares también puede ir bien para pagar directamente con ellos si no se dispone de moneda local (los euros todavía no son aceptados en la calle), y esta situación es factible porque la única oficina de cambio que hay en el aeropuerto de Addis cierra por la noche, y si vuestro vuelo llega a horas intempestivas os encontraréis con que no podréis cambiar hasta la mañana siguiente y mientras tanto deberéis pagar al menos el taxi para ir a la ciudad. Por otra parte, nuestra experiencia nos dice que es preferible cambiar en oficinas del Dashen Bank que hacerlo en el Commercial Bank of Ethiopia, ya que en el primero el cambio es ligeramente mejor y además no carga gastos de cambio (aproximadamente un 0'2% sobre el total).
Las tarjetas de crédito sólo son útiles en Addis Ababa (por ejemplo para pagar vuelos nacionales en las oficinas de Ethiopian Airlines, o también en los hoteles de lujo).


Recomendaciones

DROGAS

El consumo, posesión de drogas, venta, almacenaje y transporte de drogas, o la puesta a disposición de locales para el consumo, está castigado con pena de prisión de tres meses a tres años, y multa de hasta 20.000 dólares. Existe agravante en caso de realizarse a través de una banda o bien cuando se trate de facilitar la droga a menores. En dicho caso la pena es de entre uno y cinco años, y hasta 30.000 dólares de multa. Son aplicables reducciones de pena por trabajo, si bien eso quedará definido en la sentencia. Igualmente conviene señalar que por ser la pena mínima superior a 3 meses no es posible su sustitución por trabajo comunitario.

OTRAS RECOMENDACIONES


  • La única línea ferroviaria del país, que une Addis Abeba y Djibouti, ha sido objeto de atentados terroristas en diversas ocasiones, por lo que se recomienda a los viajeros no utilizar dicha línea para sus viajes en el país.
  • En el caso de estancias prolongadas o de desplazamientos a zonas alejadas de la capital es muy conveniente comunicarlo a la Embajada. Las agencias de viajes que organicen visitas al país deberían comunicar a la Embajada los datos de los españoles que participen en ellas.
  • Está prohibido fotografiar edificios o bases militares y residencias de altos cargos del país.

Prefijo País
:251
 Teléfonos de interés:

Teléfonos de Policía Local en Addis Abeba: (011)551.63.05 515.81.40 y 155.19.22
Teléfonos de Policía Local en Bahar Dahr: (058) 20.09.36
Teléfonos de Policía Local en Lalibela: (033) 31.02.81
Teléfonos de Policía Local en Harar: (025) 666.00.72 666.00.37 y 666.15.70
Teléfonos de Policía Local en Awasa: (046) 220.00.73
Teléfonos de Policía Local en Arba Minch: (046) 881.11.25

Direcciones utiles


Embajada

AV. CHARLES FLOQUET, 35 75007 Paris
TEL.: 47.83.83.95
FAX: 43.06.52.14


Noticia online

AddisFortune

Afrol
Capitaletiopia



 
 
Google
 
Publicidad  
   
 
   
 
   
Hoy habia 1 visitantes (41 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=